Monchi quiere llevar a cabo una revolución en la plantilla con fichajes ilusionantes. Pero antes tiene que dar salida a jugadores que no cuentan para el entrenador, y por los que se puede hacer caja. Estas operaciones son incluso más difíciles que los fichajes, pues varios jugadores están muy cómodos en la capital andaluza. Uno de los jugadores que vuelve a Nervión y que también se encuentra en la rampa de salida es Sergio Rico. El canterano sabe que no volverá a jugar en el Sevilla, al menos este año, por lo que ve con buenos ojos una salida.

Mejor un traspaso

Tanto el club como Sergio Rico saben que lo ideal es un traspaso. El Sevilla recibiría dinero para poder hacer frente a los nuevos fichajes, y el jugador estaría más tranquilo sabiendo que no tiene que cambiar de equipo y volver la temporada siguiente. El jugador acaba contrato en 2021, por lo que es el momento de hacer caja con él. Su cláusula es de 40 millones, pero las cifras en las que se mueva la operación serán mucho más bajas. El año pasado salió cedido, y su aventura inglesa fue satisfactoria. A pesar del descenso del Fulham, cuajó buenas actuaciones que le hacen tener buen cartel. Aunque al principio no empezó como titular, los problemas en la portería del equipo de Londres provocaron que el sevillano tuviera la oportunidad de demostrar su valía. Ya con la confianza del entrenador, a pesar de recibir 56 goles en 29 partidos, dejó buenas paradas bajo los palos. En el Sevilla esperan una oferta de algún club inglés.

Futuro, lejos de Sevilla

Sergio Rico era una promesa en la que muchos tenían los ojos puestos cuando estaba en las categorías inferiores del club. A medida que iba ascendiendo, las cualidades del portero iban mejorando notablemente. Emery lo fue llamando como guardameta suplente hasta que llegó su oportunidad en la temporada 14/15. A partir de ahí sus titularidades iban en aumento, y ya al final de campaña terminó como portero titular en las tres competiciones. Con él el Sevilla ganó la cuarta Europa League ante el Dnipro. Los sevillistas pensaban que ya tenían portero para varios años, y llegó a debutar con la Selección. Pero, a raíz de una serie de malas actuaciones, y la competencia con David Soria, el sevillano fue relegado del puesto. Parte de la grada no estaba contenta con el rendimiento del jugador, y lo mejor era que los caminos se separasen. Este año también será así, aunque hoy por hoy es jugador del Sevilla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here