Sarabia rechazó salir en enero

Sarabia rechazó salir en enero

El madrileño decidió que terminaría la temporada junto a Pablo Machín y sus compañeros, pese a las múltiples y tentadoras ofertas que recibió desde diferentes partes del mundo.

El rompecabezas de la banda izquierda del Sevilla
Ben Yedder marca, Machín respira
El Sevilla mantiene contactos por Morata

La bajada de rendimiento y las derrotas cosechadas en algunos de los últimos encuentros han terminado por señalar a algunos de los protagonistas del once inicial de Machín: Banega, Escudero, Franco Vázquez y Sarabia, principalmente. Sin embargo, en el caso del ex de Getafe y Madrid, la suma de sus últimas actuaciones más la polémica incesante sobre su renovación han creado cierto ambiente hostil en torno a su persona por parte de algunos sectores del sevillismo. Como a perro flaco todo son pulgas, los rumores sobre las negociaciones y exigencias de Sarabia para renovar no han cesado, llegando incluso a difundir un posible ultimátum de su representante al club para renovar por una cantidad muy elevada. Nada más lejos de la realidad, aunque el jugador tuvo oportunidades de salir en el mercado de invierno, tomó la decisión de no abandonar el Sevilla en enero.

Ofertas suculentas

El transcurso del pasado mercado de verano dejó algunos titulares referentes a los equipos interesados en Pablo Sarabia, entre los que salieron a la luz tres conjuntos de la LaLiga como Atlético de Madrid, Valencia y Real Sociedad, que estaba dispuesta a abonar la cláusula del jugador para hacerse con sus servicios. En esta ocasión, aunque no era desconocido que el representante de Sarabia mantenía conversaciones con algunos clubes, no parece haberse aclarado la identidad más que de uno de los interesados. En efecto, según apuntaban desde la redacción de Estadio Deportivo, el Chelsea habría entablado conversación con el jugador para incorporarlo a filas. El equipo inglés no ofertó la cantidad demandada por el representante de Sarabia, quien solo recibió un ofrecimiento de 4 millones de euros netos. No hubo acuerdo puesto que pedían 10 kilos brutos, unos cinco limpios, cifra a la que el club de Abramovich no estaba dispuesto a llegar.

China

Saltando ahora el océano hacia oriente, desde China también habrían mantenido contacto intenso con Sarabia para tratar de convencerlo con una suculenta oferta de treinta y seis millones de euros netos, más tres en variables, por cuatro temporadas. A pesar de las golosas tentativas, el madrileño decidió que no abandonaría el club sevillano en enero, estando incluso dispuesto a aceptar la renovación ofrecida por los nervionenses tasada en tres millones y medio de euros netos aproximadamente, aunque hasta el momento no se haya formalizado ni oficializado nada.

COMMENTS

WORDPRESS: 0