Monchi en la presentación de Fernando Reges | Imagen: Sevilla FC
Monchi en la presentación de Fernando Reges | Imagen: Sevilla FC

Una vez cerrado el mercado de fichajes que ha supuesto para el Sevilla FC un verano muy intenso, comenzará una etapa en la que se hablará de posibles renovaciones de contratos. Ahora Monchi está de vacaciones, al igual que la mayoría de personal de la dirección deportiva. Sin embargo, se acerca movimiento dado que son muchos los nombres del primer equipo cuyos contratos están a punto o cerca de finalizar. A continuación, analizamos la situación de cada uno de esos jugadores que verán cómo sus contratos con el Sevilla tocan a su fin, así como sus opciones de continuar en el club andaluz.

Contratos con el Sevilla FC hasta 2020

Carriço: el central que llegó al Sevilla en 2013, ha comenzado su séptima temporada en el club rojiblanco. El portugués se ha convertido en uno de los pesos pesados de la plantilla, ganándose el brazalete de capitán (cuando Navas no está). Aunque las lesiones no le han permitido convertirse en un indiscutible titular, ha estado siempre a la altura, especialmente durante la pasada campaña 18/19, en la cual disputó 38 partidos. Ahora, con Julen Lopetegui, está jugando de nuevo de manera activa, cumpliendo correctamente con sus funciones defensivas. Dicho lo cual, el Sevilla tiene motivos suficientes para facilitarle a Carriço una renovación (sería ya la segunda, la anterior ya se oficializó en 2017).

Banega. El argentino es otro de esos jugadores que finalizan sus contratos con el Sevilla FC esta temporada. todo parece indicar que la renovación del argentino dependerá de su rendimiento y actitud, especialmente esta última. La temporada 18/19 no fue la mejor del centrocampista, con muchos altibajos y malas decisiones que incluso le costaron expulsiones durante las últimas jornadas de Liga. Banega ha sido uno de los supervivientes de la operación salida de Nervión, ya que equipos como Boca o el Galatasaray mostraron serio interés en él, aunque finalmente se quedó en la capital andaluza.  Lopetegui cuenta con él como titular aunque ahora tenga más competencia que otros años en el centro del campo. En definitiva, el Sevilla posiblemente espere unos meses para valorar su rendimiento esta temporada y así considerar una renovación del argentino.

Nolito: se marchará cuando acabe la temporada. Su pretemporada levantó expectativas que hicieron que se frenaran las negociaciones con el Celta, equipo contra el que el gaditano hizo un mal partido el pasado viernes volviendo a despertar muchas dudas de su rendimiento. El extremo siempre ha sido muy irregular desde que llegó hace dos años y no ha conseguido hacerse con la titularidad, siendo usado casi siempre de recambio. Nolito se marchará libre el verano que viene del Sevilla. Su alta ficha es otro inconveniente para su continuidad en Nervión.

Hasta 2021

Sergio Escudero: el lateral zurdo y tercer capitán del Sevilla aterrizó en el club en 2015 y se convirtió en titular de manera regular y uno de los grandes asentados. Por desgracia, la pasada temporada sufrió una lesión en el brazo que le mantuvo lejos del terreno de juego 3 meses, tiempo que le hizo perder la forma física y titularidad. Ahora, Julen Lopetegui cuenta con él aunque no para la titularidad, la cual pertenece a Sergio Reguilón. La renovación del lateral parece que estará en las manos del pucelano, el cual deberá decidir si marcharse o quedarse en el club en el que lleva 4 años y luchar por un puesto en cada once inicial.

Mudo Vázquez: tiene muchas posibilidades de marcharse. La pasada temporada fue de más a menos y ha creado, desde que firmó con el club en 2016, controversia entre los aficionados que no le quieren en el Sevilla y los enamorados de su juego. El argentino es una verdadera montaña rusa, desde hacer un partido para el olvido a marcar importantes goles que han supuesto victorias sevillistas. El centrocampista ha sido capaz de sacar su mejor versión durante sus peores momentos. En definitiva, polos opuestos que han tenido como consecuencia que Franco Vázquez no se haya visto presionado a salir (lo cierto es que encaja en el sistema de Lopetegui) pero posiblemente lo haga, bien cuando finalice la presente campaña o una vez termine su vinculación con la entidad.

Simon Kjaer: recién oficializado su préstamo de un año al Atalanta, el central confirmaba ayer en su presentación con el club italiano que Lopetegui contaba con él en el Sevilla. El danés llegó a Nervión en el verano de 2017 y lo cierto es que sólo su primer año en la capital andaluza es destacable, ya que esta última temporada 18/19 se ha mostrado bastante irregular, culpable en ocasiones de muchos de los goles encajados y descontentando a gran parte de la afición sevillista. Tras las últimas palabras del central, el cual afirmaba también que el Sevilla no le forzó para salir,  su renovación está en el aire. Todo dependerá de factores como la futura decisión del técnico, si la campaña que dispute es buena, o que el propio jugador no quiera desvincularse del equipo rojiblanco.

Sergio Rico: aunque recientemente fue renovado un año más, el guardameta no encuentra su sitio en la plantilla. Es por ello que se ha visto sometido a dos cesiones seguidas, primero al Fulham inglés y ahora al PSG. Sin duda, el de Montequinto se encuentra ante una oportunidad de oro para mejorar sus habilidades en portería ahora que militará en un gigante europeo. En definitiva, una hipotética renovación de Sergio Rico es una verdadera incógnita la cual se puede alargar incluso hasta el próximo mercado estival. Ahora que forma parte de un equipo tan seguido como es el PSG, es muy probable que lleguen importantes ofertas por el canterano a las oficinas del Sevilla si cuenta con minutos y completa buenos partidos.

Sebastian Corchia: al igual que Rico, no encuentra hueco. El lateral diestro aterrizó en el Sevilla en verano de 2017, disputando tan solo un total de 22 partidos durante la temporada 17/18. Al no contar con él, se acordó su cesión con el Benfica para la campaña 18/19. Regresó al Sevilla este verano para realizar la pretemporada pero ha sido cedido de nuevo, esta vez al Espanyol. El francés cuenta a día de hoy con escasas oportunidades de renovar su vinculación con el Sevilla.

Jesús Navas: canterano e ídolo de las masas sevillistas, volvió al club hispalense en 2017 tras 4 años en el Manchester City. El capitán sevillista es un titular indiscutible, así lo ha demostrado siempre, tanto antes de marcharse a Inglaterra como a su regreso. Sus 33 años de edad no parecen ser un impedimento para este futbolista, que pese a haber sufrido varias lesiones de diverso nivel en los últimos años, lo cierto es que mantiene la velocidad y la calidad que le caracterizan. Con casi total seguridad, el club le ofrecerá la renovación que el lateral se merece.

Roque Mesa: la entidad rojiblanca llevaba tiempo intentando hacerse con este mediocentro hasta que por fin consiguieron llegar a un acuerdo por él en enero de 2018, primero cedido y consiguiendo finalmente su compra durante el verano de ese mismo año. Se esperaba mucho de este jugador que, aunque firmó buenos partidos, lo cierto es que ha sido irregular en términos generales. Es por ello que se convirtió en uno de los jugadores transferibles este verano, siendo cedido al Leganés para la presente temporada 19/20. Lo cierto es que, a día de hoy, Roque Mesa probablemente acabe acordando su desvinculación del Sevilla, ya que el propio jugador afirmó sentirse molesto con la manera en la que tuvo que marcharse al equipo madrileño, rompiendo su relación con Lopetegui y Monchi.

Una gran cantidad de jugadores se acercan a la finalización de sus contratos con el Sevilla FC. El club debe moverse rápido para cerrar la renovación de las piezas con las que quiera seguir contando para no verse en malas condiciones a la hora de negociar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here