Razones para que el Sevilla haga un gran esfuerzo por Batshuayi

Razones para que el Sevilla haga un gran esfuerzo por Batshuayi

El delantero belga es uno de los deseos de la dirección deportiva hispalense.

El incierto futuro de Luis Tevenet
Castro: “Que los canteranos sientan que pueden jugar en el primer equipo”
Las cuentas del Sevilla para alcanzar la plaza europea

 

Aunque, por ahora, solo hay dos fichajes confirmados, los de Ibrahim Amadou y Roque Mesa, la dirección deportiva del Sevilla continúa trabajando a destajo en la elaboración de la plantilla para la próxima temporada. Hace semanas que el club intenta cerrar la incorporación de un delantero top, un gran hombre de área que sea capaz de lograr importantes cifras goleadoras. Y hay nombre que el Director de Fútbol, Joaquín Caparrós, tiene grabado en oro, el del delantero belga Michy Batshuayi.

Caparrós quiere traer a Nervión un jugador importante que ilusione a la afición sevillista. El utrerano está trabajando en varias opciones, como esta redacción publicó hace algunas fechas. Una de ellas es Seri, centrocampista costamarfileño pretendido por el Barcelona el año pasado. La otra, y la que más gusta al ex técnico del Sevilla, es el delantero internacional belga Michy Batshuayi, que hasta ayer, se encontraba concentrado con su selección en el Mundial de Rusia.

Batshuayi es propiedad del Chelsea, pero ha jugado en el Borussia Dormund desde enero hasta final de temporada, con quien ha marcado sete goles en diez partidos en la Bundesliga y otros dos en la Europa League. Pese a sus buenos registros en Alemania, su situación en el Chelsea no ha variado y sabe que no disfrutará de los minutos que sí podría tener en otro equipo.

El sueño de Caparrós

Caparrós quiere aprovechar esa circunstancia para convencer al jugador y ofrecerle un proyecto ilusionante en el que sería uno de los principales baluartes y gozaría del protagonismo que no encontrará en Londres. Batshuayi lo tiene todo para encajar en el esquema de Pablo Machín, ya que tanto el Chelsea como la selección belga acostumbran a utilizar esquemas con tres centrales y uno o dos puntas.

Por otro lado, Batshuayi engloba todas las características del delantero que quiere Caparrós y que hace tiempo que no se ve en Nervión. Es un jugador fuerte, corpulento, rápido, fija muy bien a los centrales, tiene poderío aéreo, hace buenos desmarques, traza diagonales y, sobre todo, posee un gran olfato goleador. Todas estas características justifican que el Sevilla ponga toda la carne en el asador por el internacional belga.

En contra

Pero un jugador así no iba a ser, ni mucho menos, barato. El coste de Batshuayi es muy elevado y, para sufragarlo, el Sevilla tendría que realizar varias ventas. En las próximas horas o días podría confirmarse la salida de Lenglet al Barcelona, previo depósito de la cláusula de 35 millones. Además del central francés, otras salidas como la de N’Zonzi podrían llenar las arcas de dinero y permitirían acometer el traspaso del delantero del Chelsea. Otro hándicap es la ficha del jugador, alrededor de siete millones netos, una cantidad desorbitada para el club nervionense, pero que podría negociar a la baja con el jugador o afrontarla con más ventas.

Viejo conocido

No es la primera vez que el Sevilla estudia la posibilidad de contratar a Batshuayi. Ya en el pasado mercado invernal, el entonces director deportivo, Óscar Arias, intentó la cesión del ariete belga pero el Borussia Dormund se interpuso y acabó llevándoselo a Alemania. Pero el interés por el jugador viene de más atrás. La secretaría técnica hispalense ya tenía su nombre en varios informes desde que jugaba en el Marsella, club desde el que dio el salto a la Premier, previo pago de 40 millones de euros.

COMMENTS

WORDPRESS: 0