La expedición del Sevilla llegó al aeropuerto de Vigo sobre las 12:00. Aunque en las últimas horas, varios vuelos tuvieron que ser desviados a Oporto, por el viento y la niebla, el Sevilla ha logrado esquivar esta primera dificultad.

Los sevillistas se han desplazado en dos vuelos charter. En el primero, el equipo, y en el segundo, unos 300 aficionados, que estarán presentes en las gradas de Balaidos. Dos de los jugadores que han viajado, tendrán que ser descartados, y todos juntos, tendrán que superar el resto de dificultades para estar en la final de la Copa del Rey 2015/16.

Se prevé que el partido se dispute bajo la lluvia, y con una temperatura de 12 º. por tanto, el terreno de juego se espera que esté rápido y resbaladizo. En este sentido, Carriço ya advirtió de que el terreno de juego, que se replantó la semana pasada, deslizaba mucho el pasado Domingo, y se pudo ver a varios jugadores comprometidos por algún inoportuno resbalón.

A pesar del resultado, el club gallego ha querido motivar a sus seguidores en los medios y redes sociales para intentar estar en la final, recordando otras gestas del pasado y algún partido superado con éxito en el pasado . El celta no se prodiga demasiado por estas alturas, puesto que apenas cuenta en su historia con tres finales de Copa del Rey, y ningún título. Por eso, mantiene la ilusión e intenta crear un ambiente de remontada. Por la convocatoria y las declaraciones, el Celta de Vigo pretende apurar sus opciones y alineará a los mejores jugadores de los que dispone Berizzo. Un Celta muy ofensivo, sin nada que perder y muy motivado, se va a encontrar el Sevilla.

Si finalmente juegan, tres jugadores del Sevilla tendrán la dificultad añadida de evitar ver la cartulina amarilla. Son Kolo, Ramí y N´zonzi, si alguno de ellos es amonestado, se perdería la final.

Superar estos contratiempos, es el objetivo con el que el Sevilla ha comenzado el asalto a la final. El primero de ellos, se ha superado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here