Palop saluda a la grada durante un partido en el Pizjuán | Imagen: Sevilla FC

Andrés Palop Cervera, entrenador del CD Alcoyano y exjugador de Valencia, Villarreal, Sevilla, Bayern Leverkusen y de la Selección Española de fútbol. Fue portero del Sevilla entre los años 2005 y 2013, disputando un total de 295 partidos con la camiseta nervionense. Durante su estancia en el equipo hispalense, ganó dos copas de la UEFA, dos Copas del Rey, una Supercopa de España, una Supercopa de Europa y fue campeón de la Eurocopa de Fútbol de 2008. Hemos tenido el gusto de charlar tranquilamente con una leyenda viva del Sevilla Fútbol Club, que sigue sintiendo los colores sevillistas dentro de su corazón. A continuación, te ofrecemos dos formas para seguir la entrevista: en video o en formato periódico.

LA COLINA: Lo primero es felicitarle por la temporada en el Alcoyano. ¿Qué tal la experiencia entrenando a este equipo?

ANDRES PALOP: Bueno, pues la verdad que para mí es importante porque empieza otra etapa de mi vida en la que estoy al otro lado, empezando como entrenador. Hacerlo en un equipo como el Alcoyano, importante en la Comunidad Valenciana, con un ambiente especial y un campo espectacular, es un reto difícil e ilusionante que afronto con mucha responsabilidad. Con la ilusión y pasión que le pongo al fútbol espero transmitirle al club y jugadores toda mi experiencia.

LC: Ahí hizo las prácticas del curso de entrenadores y, además, usted es de una localidad cercana, L’Alcudia. ¿Qué tal fue el recibimiento en Alcoy?

AP: Si, la verdad es que tras finalizar el curso se me presentó la oportunidad de venir aquí como segundo entrenador y, junto al primer entrenador, tratamos de sentar las bases para este año. Finalmente cumplimos los objetivos. Hicimos muy buena temporada, ya que cogimos al equipo en crisis tras ocho jornadas sin ganar y a partir de que vinimos nosotros el equipo fue para arriba y conseguimos meternos en la Copa del Rey. Entonces renovamos un año más y ahora estoy como primer entrenador, dándole continuidad a ese trabajo con gente nueva, con un proyecto ilusionante… y ahora nos encontramos a tres puntos de PlayOff. Hemos pasado algunas dificultades en algunos partidos, pero al final las dificultades nos sirven para crecer y ahora, si ganamos el próximo domingo nos meteremos de lleno en la lucha.

«Me gusta un fútbol en el que siempre se mire a la portería contraria»

LC: ¿Cómo es el Andrés Palop entrenador?

AP: El Palop entrenador no cambia mucho del jugador. Vivo mucho el fútbol y analizo muchísimo tanto al rival como a mi propio equipo. Le imprimo carácter, intensidad, personalidad…. me gusta un fútbol en el que siempre se mire a la portería contraria, con un buen equilibrio defensivo y adaptándonos a la ciudad que estamos, a sus valores y su historia. Este equipo tiene aroma y sabor a equipo inglés y contagiamos mucho a la grada. Mis jugadores han demostrado un salto en intensidad y compromiso con la gente y esto se está notando y estoy contento por ello.

Andrés Palop, durante su presentación con el CD Alcoyano | Imagen: CD Alcoyano
Andrés Palop, durante su presentación con el CD Alcoyano | Imagen: CD Alcoyano

LC: Pues si el equipo tiene su espíritu… en dos años está en Primera División.

AP: Bueno, eso son palabras mayores. La Segunda B es una categoría complicada, en la que tienes que quedar primero de grupo para tener solo una eliminatoria por delante, pero si no quedas primero te la juegas en cuatro eliminatorias a doble partido y eso es complicado. Nosotros vamos a competir, trabajar y a hacer las cosas bien para ir semana a semana, partido a partido. Eso nos dirá hasta dónde podemos llegar. El inculcar una identidad al equipo, que hace años que había perdido desde que bajó a Segunda B desde Segunda División, ya es un dato interesante; a partir de ahí creceremos con todo lo demás.

«Ahora veo lejos poder entrenar al Sevilla; estoy en fase de aprendizaje»

LC: ¿Se ve como entrenador del Sevilla en el futuro?

AP: Ahora mismo ni se me ha pasado por la cabeza. Está claro que quiero crecer, pero ahora estoy en un momento muy temprano como para pensar en cotas mayores. Aquí estoy en un equipo importante de Segunda B y me puede servir mucho para ir creciendo en mi carrera. El futuro veremos a ver a dónde nos lleva, pero sí es cierto que no pienso a largo plazo. Vivo el día a día y si mi trabajo y mi forma de actuar, transmitir y mi ideal de juego gustan, en este caso al Sevilla, cuando esté preparado y sea el momento evidentemente que no hay ningún problema en poder ir allí, pero ahora lo veo muy lejos porque estoy en fase de aprendizaje.

«Ojalá que en el futuro nuestros caminos se vuelvan a cruzar»

LC: Desde luego los aficionados, que aquí le recuerdan como al gran capitán que fue, estarían deseosos y le recibirían con los brazos abiertos. ¿Sigue usted al Sevilla?

AP: Por supuesto que lo seguimos y estamos totalmente identificado con ese club. Recibimos muchísimo, muchísimo cariño de los sevillistas día a día, ya sea por las redes sociales, donde me muestro activo para no perder el contacto.

Notamos mucho el cariño de la gente de Sevilla y la verdad es que ojalá… ojalá que en el futuro nuestros caminos se vuelvan a cruzar. De momento ya les digo que aquí tienen un aficionado más del Sevilla; un amigo, un compañero… y aquí estamos animando al Sevilla y haciendo toda la fuerza posible para que consiga sus objetivos.

LC: ¿Cómo ve al Sevilla de Unai?

AP: La verdad es que esta temporada tienen más altibajos. Empezó más flojo… ahora va cogiendo un poquito más ese ritmo de juego y competición que en esas primeras jornadas faltaba. Sí es cierto que falta un poco que se consolide un poco más, que sea más regular para que vaya escalando posiciones y que en los partidos veamos esa regularidad para no sufrir en algunos de ellos. Sí es cierto que contra los equipos grandes han mostrado una grandísima versión y ahora solo cabe esperar… potenciar que cada partido es importante, porque el Sevilla es un grande y todos los equipos que tienen menor entidad que él siempre van a intentar ponerle en aprietos, porque lo ven como un equipo campeón, como gran equipo, y si ellos no ponen esa intensidad o  ese cien por cien se van a ver con dificultades. Ellos mismos lo han dicho, que ha habido partidos en los que les ha faltado esa intensidad. Ya saben dónde está la carencia y a partir de ahí no creo que tengan problemas. Sí es cierto que con el plantillón que tienen creo y auguro una buena temporada.

«Me fui al Bayern, entre otras cosas, por no tener que enfrentarme al Sevilla»

LC: El Sevilla en el que usted jugó lo entrenaba Juande Ramos y se caracterizaba por arrollar literalmente a los contrincantes. Ahora que es entrenador, ¿tiene una visión diferente de aquellos planteamientos que ofrecía Juande Ramos?

AP: La verdad es que Juande es una persona que nos marcó a todos. Sinceramente, nosotros aquí en el Alcoyano siempre intentamos no imitar, pero sí escoger situaciones parecidas, de intentar salir a por el rival, sin ningún miedo, con un equipo descarado que tenga esas transiciones rápidas por bandas, por tener esa referencia como delantero… tenemos similitudes, salvando las distancias. La verdad es que uno cuando está jugando es jugador y piensa en jugar y no analiza más allá lo que es el juego del equipo, lo que le corresponde hacer y cada tarea. Sí es cierto que el fútbol para mí es una pasión y estaba convencido de que en un futuro lo que quería era ser entrenador, pero bueno, eso ya cuando venía el final de mi carrera era cuando más se iba potenciando en mí. Tomé la decisión de irme al Bayern Leverkusen, entre otras cosas, por salir de la Liga y no tener que estar enfrentándome al Sevilla… pero también por buscar otra liga, otros modelos de juego, otras maneras de ver el fútbol; que todo eso me sirviera para aprender y empaparme de otras maneras de entrenar y otras culturas. Por lo tanto se ha ido trabajando en esa línea y estoy muy contento de todos los conocimientos que he ido adquiriendo.

«Hubiera sido espectacular haber ganado una Liga con el Sevilla»

LC: Con el Sevilla ha ganado dos Copas de la UEFA, dos Copas del Rey, una Supercopa de Europa, otra de España y la Eurocopa como portero de la Selección. ¿Hubiera cambiado alguno de esos títulos por la consecución de aquella Liga que voló en Mallorca en 2007?

AP: A ver… aquella Liga fue muy dura perderla, pero… yo no cambio nada, ni un ápice, de lo que he conseguido, de lo que he hecho, del comportamiento que he tenido, de mi competencia, de mi trabajo, de lo que he podido vivir en lo bueno.. en lo malo…. no cambio nada. Sí cambio una cosa; cambiaría todos los títulos porque Puerta estuviera a nuestro lado, que fuera un jugador importante y que fuera hoy en día el jugador que sería capitán del Sevilla y buque insignia.

Palop recibe la Copa del Rey de manos del entonces Príncipe Felipe | Imagen: Sevilla FC
Palop recibe la Copa del Rey de manos del entonces Príncipe Felipe | Imagen: Sevilla FC

Por mí, por mi carrera, por una Liga… pues bueno, la vida viene como viene y no podemos ganarlo todo. Sí es cierto, que lo que objetivamos y conseguimos después o no conseguimos… pues de lo que conseguimos, saborearlo y degustarlo; y de lo que no conseguimos, aprender y crecer. Todo es necesario en esta vida y de todo se aprende; no te puedes arrepentir de nada. Es cierto que hubiera sido espectacular haber ganado una Liga con el Sevilla, pero no nos tocaba a nosotros; no pudo ser. Al final no quedaremos recordados por la Liga, pero si por muchas cosas más. No nos podemos quejar. Si fuimos capaces ese año de estar cerca de ese título.. ¿por qué no en un futuro el Sevilla va a poder estar ahí? Hay que trabajar para ello, ilusionarse, competir, tener objetivos,

planes… y al final si el Valencia, el Atlético de Madrid y el Deportivo… y el Madrid y Barcelona, cómo no, han conseguido Ligas pues hace falta romper ese póquer y que el Sevilla consiga ese título que sería una inyección para todo el sevillismo.

«A día de hoy paro en una gasolinera y los trabajadores lo primero que te recuerdan es el gol»

LC: El Palop de aquella época fue una pieza fundamental de los éxitos del Sevilla. Marcó un gol incluso en el último minuto contra el Shakhtar, ¿cómo se siente uno realmente siendo portero, subiendo a rematar a la desesperada y encima consiguiendo marcar un golazo de cabeza?

AP: Pues imagínate lo que significaba para todos nosotros el poder tener esa prórroga, porque también hay que darle su justo valor a Chevantón, porque nos dio el pase. Muchas veces nos acordamos de mi gol porque fue muy importante para la prórroga, pero luego el pase nos lo dio Javier Chevantón que marcó el gol. Pero de verdad que fue una satisfacción enorme y una situación rara porque era una situación extraña para mí, porque nunca me había sucedido y, bueno, en ese momento me tocó a mí un poco ser el protagonista. Lo viví mucho y a día de hoy paro en una gasolinera y los trabajadores lo primero que te recuerdan es el gol y te sorprendes de la memoria de la gente. Porque mira que ha habido situaciones importantes y, a lo mejor, mucho más trascendentales; como los tres penaltis que paré de la final de

Palop deteniendo el penalti que lanzó Marc Torrejón | Imagen: Shaun Botterill / Getty Images
Palop deteniendo el penalti que lanzó Marc Torrejón | Imagen: Shaun Botterill / Getty Images

Glasgow, que eso nos dio un título, pero nadie me comenta esa situación y sí el gol. Bueno, el gol es la salsa del fútbol y era extraño ver a un portero hacer ese tipo de acción. A mí me tocó ese día por lo que sea ayudar al equipo y poder meter ese gol. Lo importante al final es que te recuerden como te recuerden sea para bien y con una buena imagen. Si es por un gol más que por los penaltis… pues perfecto. Lo importante es que al final, si estás haciendo una entrevista, se esté recordando que he sido un buen jugador para el Sevilla, que he hecho cosas importantes, que se tenga un buen recuerdo de mí… y eso al final a un jugador no hay título más grande, ni Champions, ni Ligas, ni Copas; que dejar un buen recuerdo, un buen sabor de boca a un club y a una afición como la del Sevilla.

«Sergio Rico está haciéndose un nombre en la historia del Sevilla»

LC: Claro que sí, aquí reconocimiento tiene para llenar todas las copas que ganó. Una cosa que siempre ha dejado claro es que su ídolo es Arconada…. pero usted ahora está al otro lado y le ha tocado ser ídolo, en este caso, de Sergio Rico. ¿Que sientes al ser un referente para los que han venido detrás de ti en el Sevilla?

AP: Bueno, pues muy orgulloso… y más con Sergio, que en su momento lo tuve a mi lado entrenando. Era un portero joven… si ahora es joven… era mucho más joven en ese momento, con mucha ilusión, ganas de aprender, humildad… y también pasando momentos delicados en el filial en ese momento. Yo soy como soy y cuando veo gente sana, humilde y trabajadora, que tiene ganas de crecer y lo que quiere es recibir ese mensaje, recibir consejo… indicaciones para mejorar él y ser mejor… pues te vuelcas con él. A mí no me costaba nada y me sentía orgulloso con la veteranía que yo tenía y siendo él un joven empezando, lo que quería era ayudarle. Él aceptaba muy bien esos consejos, los diálogos, el animarle cada día… y al final ha hecho su carrera y puede ser que todo aquello, en su momento, le ayudara y ahora pues él lo valora y yo se lo agradezco.

«Con lo joven que es ya está yendo con la Selección asiduamente»

Cada vez que habla de un ídolo me nombra y yo, de verdad, que lo agradezco, porque es de bien nacidos ser agradecidos. Eso es porque tiene unos valores, se acuerda de sus raíces y de cuando en aquel momento en que él lo estaba pasando mal… estaba su compañero alentándole… Ahora está disfrutando de una portería como la del Sevilla, que no es tarea fácil. El siempre estuvo a la sombra y poquito a poco, poquito a poco… con mucha calma y mucho compromiso, está haciéndose un nombre en la Historia del Sevilla. Yo me alegro mucho por él; ojalá sea portero para muchos años en el Sevilla. Un portero consolidado y que pueda superar todo lo que pude hacer yo. En el camino está… con lo joven que es ya está yendo con la Selección asiduamente… y eso no es fácil. Hay que darle su justo valor y, a él, darle las gracias por acordarse de mí, porque siempre cuando hay una buena relación y una conexión como la que tenemos él y yo es interesante recibir de vez en cuando ese mensaje.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here