Bandera del Liverpool | Imagen: Pixabay

Sin despreciar ni mucho menos los compromisos de Liga, el Sevilla tiene en el punto de mira el que será uno de los partidos más importantes para los de Berizzo a corto-medio plazo. El partido del próximo martes ante el Liverpool puede marcar la trayectoria del club de Nervión de cara a los posteriores encuentros.

Una victoria no solo supondría los 3 puntos que le clasificarían matemáticamente para los octavos de final de la máxima competición continental, sino que podría ser el golpe moral que el equipo necesita para despegar por fin esta temporada. Sin olvidarnos de que, a falta del último cruce ante el Maribor que probablemente decida quien termina primero de grupo, aparcaría esta competición hasta mediados de febrero y permitiría al equipo centrarse únicamente en las competiciones domésticas.

Eso sí, la empresa no promete ser sencilla. Tal y como muestran las casas de apuestas, el encuentro se presume muy igualado, pese a que BetStars presenta como ligero favorito al equipo andaluz.

Por su parte el Liverpool viene de endosarle en Champions un global de 10-0 (0-7 y 3-0) al Maribor, algo que no es nada fácil en una competición de este calibre, aunque te enfrentes a la “cenicienta” del grupo.

De otro lado, los ingleses están mostrando una cara muy distinta en la Premier League, algo similar a lo que les sucede a los sevillanos. El Liverpool está teniendo una irregularidad en su campeonato nacional que amenaza con hacerle perder comba con los rivales que luchan por el título. Ni que decir con el líder provisional, un Manchester City que a día de hoy ya le aventaja en 12 puntos.

El Sevilla debe afrontar el partido con la misma determinación que lo hizo en su choque ante el Spartak de Moscú, pero deberá conceder menos ocasiones al rival si no quiere pasar por dificultades. Al margen de todas las noticias que salen un día sí y otro también para situar al brasileño Philippe Coutinho en el FC Barcelona, lo cierto es que es más que probable que el próximo martes salte al césped del Sánchez Pizjuán, y eso lleva consigo un peligro inminente para los andaluces.

Y es que el técnico alemán Jürgen Klopp tiene una cosa muy clara, que pese a ser líder de grupo en este momento, una derrota en Sevilla puede llegar acompañada de una más que probable victoria del Spartak en Moscú frente al Maribor. Ello daría lugar a un empate a 8 puntos en la segunda plaza del grupo y que el Liverpool tuviera que jugarse el pase a octavos en una última jornada a vida o muerte ante los rusos. Sin duda este es un escenario que en Anfield nadie quiere imaginar.

Mientras tanto el Sevilla sigue a la espera de la evolución de Joaquín Correa y Gaby Mercado que siguen trabajando para tratar de estar a punto en el partido ante el Celta, o en caso contrario frente al Liverpool. Dos piezas muy importantes en el proyecto de Eduardo Berizzo.

El técnico por su parte tiene esperanzas de ver una continuidad en la actitud y el juego mostrado por el Sevilla en la segunda parte del Camp Nou. Pese a la derrota, la noticia positiva fue sin duda la pareja que formaron en el medio centro N’Zonzi y Pizarro y que le dio una consistencia al equipo que ya se venía echando en falta.

A buen seguro que el francés habrá recibido estos días una buena inyección de moral con la llamada de Didier Deschamps en la última lista de convocados con Francia. Y es que a punto de cumplir 29 años ve como se abre ante sí la posibilidad de jugar nada menos que un Mundial.

Al margen de esto, otra obsesión del técnico sevillista es la de acabar con una sequía goleadora que está lastrando al equipo esta temporada. A pesar de que Ben Yedder lleva 4 goles en la competición europea, lo cierto es que la dificultad para conseguir tantos está condicionando muchos partidos de los sevillistas. Esperemos que frente al Liverpool el equipo se sobreponga a esta circunstancia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here