barcelona-sevilla-liga
El Barcelona consiguió los 3 puntos ante un Sevilla que no apareció. Foto: Web Oficial Sevilla FC

El partido que se disputó en el Camp Nou tuvo un claro vencedor, pues el Barcelona se comió al equipo dirigido por Jorge Sampaoli, quienes apenas lograron crear peligro en el área rival y que terminó por 3-0. El Sevilla comenzó arriesgando, sobre todo sin la figura de un nueve, ya que Vitolo y Correa jugaron en puta, por lo que  la posesión (56% para el Barcelona y 44% para el Sevilla) tuvo un claro dominador en el campo.

El Barcelona no dio cuartel

El Sevilla desarrolló su juego muy ofensivo, buscando lograr un gol pronto para poder respirar en el Camp Nou. Realizó 480 pases (428 pases cortos, 41 balones largos y 10 centros, números bastantes inferiores a los conseguidos en toda la competición). Logró un 80% de éxito de pase, debido a jugadores como Iborra, Vitolo, Correa y más tarde Sarabia, quienes tras neutralizar alguna ocasión del Barcelona iniciaban la contra. Se apoyaron sobre todo en la defensa (esta vez de 3), logrando un promedio de 5 pases consecutivos, esto hizo que se lograra dar algún que otro susto al Barcelona, como la jugada de N’Zonzi, aunque sirvió de poco. El equipo azulgrana dominó el encuentro, realizó 610 pases (547 pases cortos,  54 balones largos y 5 centros). Consiguieron, por tanto, el 86% de éxito de pase superior al del Sevilla, debido sobre todo a la presencia de Iniesta, Messi y Busquets, quienes consiguieron un promedio de 6 pases consecutivos. En cuanto a los duelos aéreos, el Sevilla solo consiguió el 22% de acierto frente al 78% del FC Barcelona. El equipo de la Ciudad Condal realizó más regates que los nervionenses (24 frente a 7) gracias, por ejemplo, a Messi, Suárez o Neymar; mientras que los hispalenses la mayoría de regates satisfactorios venían de Correa, Vitolo y Sarabia, aunque eso no sirvió al Sevilla para anotar un solo gol.

Problemas defensivos

Los goles del FC Barcelona procedieron de errores de la defensa del Sevilla, quienes les regalaban el balón y por tanto, la posesión. El equipo hispalense tuvo 3 tarjetas amarillas, mientras que el Barcelona recibió 4. El Sevilla realizó 19 entradas, 13 acabaron en falta para parar el juego del FC Barcelona y dar tiempo a reorganizarse e iniciar alguna contra rápida. El equipo azulgrana, en cambio, realizó 13 entradas y cometió 16 faltas para parar las pocas posibilidades que ofrecía el Sevilla. En cuanto a balones perdidos, el equipo de Luis Enrique perdió 68 balones, aunque recuperaron 59 y cometieron ningún fuera de juego, mientras que por parte del conjunto que dirige Jorge Sampaoli se perdieron 82 balones, recuperaron 54 y cometieron 2 fuera de juego.

Sin puntería

El Sevilla siempre estuvo por detrás de los de Luis Enrique y realizó 7 tiros, de los cuales 3 fueron a puerta en este partido de liga. Por otro lado, el conjunto blaugrana logró armar 15 tiros, de los cuales 7 fueron a puerta, logrando tres goles, por lo que la superioridad de los locales fue descomunal. Por su parte, en cuanto a intervenciones del portero, Sergio Rico intervino nada menos que 15 veces. Ter Stegen realizó 8 intervenciones, frenando y frustrando lo poco que hacían bien los hispalenses.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here