No hubo quinto malo

No hubo quinto malo

El Sevilla goleó al Levante en el Ramón Sánchez-Pizjuán con cinco goles en la segunda mitad y una gran partido del conjunto hispalense

Promes, arma clave en Krasnodar
Banega: “Estoy contento por el resultado y la actitud del equipo”
El Sevilla hace los deberes y continúa su andadura europea

Marcar cinco goles ante un rival es siempre motivo de festejo, pero hacerlo dos veces en la misma temporada es rozar la épica. Tras el dos a seis de la ida, el Sevilla volvió a ganar al Levante, siendo esta vez el resultado de cinco a cero. Después de cuatro jornadas de Liga sin conocer la victoria, los de Machín golearon al conjunto valenciano con un partido impecable por parte de todo el equipo pese a las lesiones.

Brillo propio

Dentro del gran papel realizado por todo el equipo, destacaron algunos nombres propios por encima del resto. El principal y mejor jugador del partido fue Quincy Promes, que sigue madurando como futbolista para disfrute de su afición. Pasó de carrilero izquierdo a derecho desquiciando por ambos lados a la defensa del Levante, que sólo pudo pararlo a base de faltas. Dio una asistencia, provocó un penalti y marcó de rechace tras haber fallado una pena máxima. El holandés fue jaleado por la afición, que supo agradecer el gran partido que había realizado, y parece que poco a poco va encontrando su sitio en Nervión. La lesión de Navas, un mes de baja, y la de Aleix, a expensas de los resultados, pueden fijar a Promes como carrilero.

Otro de los hombres que destacó ante el conjunto levantino fue Roque Mesa. El canario luchó, corrió y dejó muchos detalles de calidad para tapar otro mal partido de Banega, sustituido por un Amadou que sigue sumando partidos y aporta músculo al centro del campo, que lleva un mes con una marcha menos que el resto de sus compañeros. Roque se compenetró a la perfección con André Silva y Ben Yedder para darle una superioridad monumental al conjunto hispalense en el centro del campo. Esto, sumado a otro excelente partido de Franco Vázquez, hizo que el Levante no pudiera ni oler la pelota durante grandes tramos del encuentro. El buen papel de los centrocampistas supuso un gran día para los delanteros, que vieron recompensado su esfuerzo con un gol cada uno.

Suman y siguen

Silva y Ben Yedder siguen aportando goles para ayudar al equipo a mantenerse en lo más alto. El portugués llevaba mucho tiempo sin marcar y el gol ante el Levante seguro le dio confianza para seguir manteniéndose al gran nivel al que está jugando. Por su parte, Ben Yedder continúa en su idilio con el gol, siendo el de ayer un tanto de bellísima factura en jugada colectiva para abrir el marcador. El franco tunecino es de los favoritos de la afición hispalense debido a su gran papel desde que llegara hace ya tres años.

La lesión de Aleix Vidal, que estaba jugando su mejor partido desde que volviera a Nervión, supuso la entrada en el terreno de juego de Pablo Sarabia. El madrileño ya marcó ante el FC Barcelona el miércoles y volvió a hacerlo, esta vez de penalti, ante el Levante. Su papel está siendo muy discutido en estos últimos encuentros, sobre todo por su poca predisposición a renovar y el bajo nivel que está demostrando, pero aún así es una pieza fundamental en el esquema de Machín. A su calidad futbolística se le suma también la personal, pues Sarabia dedicó su tanto a un socio recientemente fallecido al que el Sevilla homenajeó y brindó una victoria inolvidable.

Wöbber, la sorpresa

El austriaco salió de inicio junto a Carriço y Sergi Gómez, en su primer partido como sevillista. Su confianza en el corte y su calidad para salir con el balón dejaron a la afición encandilada. Wöbber incluso se atrevió a subir al ataque y estuvo a punto de anotar su primer gol como sevillista, en un balón que salió rozando el palo. La llegada del zaguero puede ser un alivio para las rotaciones, pues ya ha demostrado que tiene calidad de sobra para jugar en el Sevilla. Sergi Gómez tuvo que ser sustituido en la primera mitad tras sufrir un pinchazo, fruto de la acumulación de minutos, y en su lugar entró Mercado. El argentino continúa en su línea y, pese a que se rumorea sobre su salida del Sevilla, sigue comprometido al cien por cien con el equipo.

Vaclik consiguió dejar la portería a cero, algo que para él es muy importante, gracias en parte al bajón que dio el Levante en la segundo parte. Ni un tiro a puerta por parte de los levantinos, que no pusieron en apuros al meta checo, la única ocasión fue un tiro que rebotó en la zaga sevillista y acabó impactando en la cruceta. Otra victoria importante con portería a cero para seguir sumando puntos que dejan al Sevilla cada vez más asentado en zona Champions. Antes de volver a la competición regular, el conjunto hispalense tendrá que medirse al FC Barcelona en el partido de vuelta de cuartos de la Copa del Rey, donde la ilusión sigue intacta.

COMMENTS

WORDPRESS: 0