Franco Vázquez conduce el balón en el Camp Nou | Foto: Sevilla FC

Tras una buena racha de victorias que lo colocaron como líder provisional, el Sevilla ha bajado de la nube. La visita del club hispalense al Camp Nou se saldó con victoria local por 4-2. No fue un mal partido de los de Machín, pero la superioridad del Barcelona con Messi en el campo y las paradas de Ter Stegen dejaron sin premio al conjunto rojiblanco.

Die Mauer

El muro (en alemán) que tiene el FC Barcelona en la portería impidió que 5 de los 7 tiros del Sevilla acabasen dentro de las mallas. Un doble remate, primero de Sarabia y luego de Ben Yedder que Ter Stegen sacó bajo palos evitó que el conjunto hispalense recortase distancias en el Camp Nou. Poco pudo hacer el guardameta del conjunto blaugrana en los dos goles del Sevilla, siendo uno de ellos el primer gol de Luis Muriel en lo que va de temporada. Por su parte, Pablo Sarabia sigue anotando goles y siendo clave en el desarrollo de los partidos del Sevilla.

Por su parte, Vaclik sigue cuajando buenos partidos como guardameta sevillista. El checo realizó 5 paradas frente al Barcelona, de las cuales 2 fueron en momentos clave del encuentro. Al igual que le pasó a Ter Stegen, nada pudo hacer Vaclik en 3 de los goles rivales. Provocó el penalti y no consiguió adivinarle el lanzamiento a Luis Suárez, que vio cómo su equipo se ponía 3-0 gracias a un penalti lanzado después de que el árbitro no considerara pena máxima una mano de Jordi Alba dentro del área.

Curiosamente, la amarilla que vio el portero sevillista fue la única cartulina que se mostró ayer en el Camp Nou. 15 faltas del Sevilla por 9 del Barcelona no tuvieron ningún castigo y sólo Vaclik salió amonestado del encuentro.

Juego repartido

La lesión de Messi tuvo lugar cuando mejor estaba el Barcelona. Los catalanes anotaron el 2-0 provisional en el minuto 12 y la moral del Sevilla se hundió, pero el argentino cambió el devenir del partido. Una mala caída provocó que tuviera que abandonar el terreno de juego y fue cuando el conjunto sevillano empezó a mostrar su mejor versión. Esto se ve bien reflejado en la posesión, que poco a poco se va igualando con el paso de los minutos hasta alcanzar un porcentaje del 52/48 al final. Con más posesión, el Sevilla tuvo más oportunidades, pero la falta de química en el centro del campo en el día de ayer hizo que se escaparan muchas oportunidades. Esto sumado a que el conjunto sevillista lanzó ocho tiros fuera de la portería blaugrana, dejó el marcador en el cuatro a dos final.

La derrota en el Camp Nou, pese a la buena imagen mostrada, debe ser un aliciente para que la próxima semana el Sevilla derrote al Akhisar turco y al Huesca en su primera visita a Nervión en Primera División.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here