El viernes por la mañana se dio a conocer la nueva convocatoria de la Selección Nacional para los compromisos ante Islas Feroe y Suecia. La rueda de prensa la dio Robert Moreno, segundo entrenador, pues Luis Enrique sigue inmerso en aquel problema familiar que no le permitió estar ante Malta. Y uno de esos 23 convocados es Jesús Navas. El rendimiento que está mostrando el sevillista le hace asentarse en la lista.

Rendimiento con España

Jesús Navas volvió a la Selección el pasado marzo después de cinco años sin hacerlo. Parecía que sus internacionalidades se iban a quedar en 35, pero con los dos partidos disputados ante Noruega y Malta ya suma 37. Y todo hace indicar que ese número seguirá subiendo, sobre todo si sigue al nivel en el que lleva toda la temporada. El sevillista llegó al combinado nacional en 2009, y tuvo la suerte de vivir el mejor momento de la historia de España. Sus convocatorias eran muy meritorias, pues en esa época la cantidad de jugadores españoles con gran nivel era inmensa. Su palmarés con la Selección es envidiable: Campeón del Mundo y de Europa. También estuvo en la Copa Confederaciones que España perdió ante Brasil, siendo finalista de la misma. Son tres goles y nueve asistencias las que lleva en su haber, y seguro que serán más. Por ahora Luis Enrique sigue confiando en él para clasificar a España a la Eurocopa de 2020. Si sigue al mismo nivel, tendrá la oportunidad de volver a disputar un torneo de los grandes con la Selección.

Temporada impecable

Jesús Navas está viviendo una segunda juventud en el Sevilla. A sus 33 años, son ya 43 los partidos que ha jugado esta temporada, que está al terminar. Es el primer capitán y la ilusión sigue intacta. El palaciego es el dueño y señor de la banda derecha sevillista, y así lo ha demostrado partido tras partido. Correcto en defensa, y con una gran proyección ofensiva derivada de haber jugado como extremo, ha sido un quebradero de cabeza para los rivales. Muchos lo han considerado como el mejor lateral derecho de la Liga esta temporada, y razón no les falta. Dos goles y ocho asistencias en 3.493 minutos son sus números esta temporada. Con Machín se ha sentido muy cómodo teniendo la banda entera para él, y con un central cubriéndole las espaldas. Con Caparrós sigue siendo un puñal, pero ha estado más reservado a la hora de subir, con mayor ocupación en las tareas defensivas. La llegada de un nuevo entrenador será clave para su juego, pero lo que está claro es que seguirá siendo el lateral derecho titular al menos una temporada más. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here