La derrota ante el Barcelona escoció en los sevillistas. Son muchos los partidos en los que el Sevilla no consigue hacerse con la victoria y el efecto de Sampaoli parece haberse quedado sin magia. En el Camp Nou se volvieron a ver muchas carencias rojiblancos que pagó con un imponente 3-0 antes del descanso. Como un barco a la deriva se presentaron los nervionenses a la Ciudad Condal y se marcharon tal y como llegaron, sin nada en el bolsillo.

Sergio Rico

Son muchas las veces que el cancerbero nervionense ha salvado a su equipo de la catástrofe. Cuando más lo necesitaba el Sevilla aparecía la figura de Sergio Rico. No obstante, en el partido ante el Barcelona no fue el más acertado. En las jugadas que dieron lugar a los goles encajados el guardameta sevillista pudo hacer algo más para impedirlos. El tanto de Suárez supuso el primer gol del partido. Sergio Rico reaccionó tarde para atajar por alto la maniobra del charrúa. En el primer gol de Messi, el balón se coló por debajo de las piernas de Sergio Rico y en el último tanto, no alcanza a ver con claridad la trayectoria del balón.

Nasri

El francés no pasa por un buen momento y el Camp Nou fue testigo de ello. La pasividad corrió por las venas del galo y pareció desmotivado en el encuentro. En toda la temporada ha sido el motor del equipo y el Sevilla jugaba al son del francés pero últimamente no está buenas condiciones para jugar.  Sobre el campo no transmite las mejores sensaciones en cuanto a su actitud se trata. Llegó con el cartel de ser un futbolista de altibajos y poco a poco ese papel se está afianzando. Su partido en el Camp Nou fue para eliminarlo de las videotecas.

Referencia inexistente

Sampaoli apostó por Correa como falso nueve. Ni Ben Yedder ni Vietto están anotando goles y Jovetic no cuenta para Sampaoli como titular. Una vez más, el Sevilla se quedó sin hacer gol. A día de hoy, tal y como evidenció el partido en el Camp Nou, el Sevilla no cuenta con una referencia goleadora. Esto propició que la defensa azulgrana estuviese muy cómoda durante todo el partido y las ocasiones apenas sucedieran desde el bando visitante.

Sin alegría, ni mejoría

El cuadro nervionense está de capa caída. Un partido para el olvido en el Camp Nou donde el Barcelona bajó el acelerador en la segunda parte y dejó jugar al Sevilla y ni así pudo acercarse a la portería de Ter Stegen. La más clara llegó de hecho en la primera parte, por mediación de N’Zonzi. No jugó su partido más alegre y el Barcelona hizo mella en las carencias sevillistas y no se prevé una pronta recuperación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here