El rendimiento de Munir comienza a dar sus frutos y con la vuelta de Joaquín Caparrós al banquillo del Sevilla FC está recuperando su faceta más goleadora. Ante el Rayo Vallecano, su doblete fue de gran valor para que el conjunto sevillista se llevara tres puntos, que le permiten seguir peleando por cuarta plaza que daría acceso a la Liga de Campeones.

Sus números

Desde su llegada a la capital hispalense, el hispano marroquí acumula buenas estadísticas con la elástica sevillista. El atacante ha disputado un total de dieciséis partidos, doce en La Liga, tres en Europa League y uno en Copa del Rey. En estos 718 minutos jugados ha anotado ya seis goles y ha ofrecido una asistencia. Además, con el primer doblete sevillista anotado ante el Rayo, Munir consigue el segundo de su carrera, tras el cosechado con el Alavés ante Las Palmas en 2018. Estos dos tantos pueden tener premio, ya que ha sido nominado como mejor jugador de la jornada 34 de La Liga. (Puedes votarle aquí)

Su versatilidad en el once, pudiendo adaptarse a varias posiciones, como delantero, mediapunta o incluso pudiendo ocupar la banda izquierda, han hecho que su evolución e implicación sean una realidad. Incluso, ha conseguido desbancar a André Silva, también favorecido por la lesión del portugués, y ser un fijo en este tramo final de Liga.

Valor al alza

Joaquín Caparrós le trajo en enero al Sevilla FC, cuando todavía ocupaba los despachos como Director de Fútbol de la entidad hispalense. Cansado de cesiones por parte del FC Barcelona y relegado a un segundo plano en la plantilla culé, dio el paso de firmar con el conjunto de Nervión. Tan solo un millón de euros fue la cantidad abonada para su traspaso. Esa baja cantidad se ve ahora recompensada con un gran rendimiento, que también está haciendo elevar su valor en el mercado. Según Trasnsfermarkt, el valor actual de Munir es de nueve millones, acercándose a la cotización más alta en su carrera, en 2014, que llegó a los doce millones. 

«Siempre alegra marcar»

Tras la victoria ante el Rayo Vallecano, donde su doblete fue protagonista, Munir se mostró muy satisfecho de su rendimiento en el Sevilla FC y poder ayudar a estar más cerca de la Champions. «Siempre alegra marcar. Estoy muy contento por haberlos metido y haber podido ayudar al equipo». Además, finalizó reconociendo que la cuarta plaza «está muy complicada», pero  añadió que el equipo tiene que «seguir hasta el último partido porque ya no queda nada y está claro que la Liga de Campeones es el objetivo«.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here