A tan sólo un día de acabar el mercado de fichajes, el Sevilla ha realizado un total de nueve incorporaciones (contando al técnico Pablo Machín) y siete bajas. Roque Mesa fue el primero y la operación rondó los siete millones de euros. El último refuerzo ha sido Aleix Vidal, que vuelve a vestir la elástica rojiblanca tras no obtener éxitos en el FC Barcelona. Ahora, en Nervión no pueden olvidar que tienen que dar salida a los jugadores que no cuadren con la táctica del soriano.

En la rampa de salida

Borja Lasso es uno de los candidatos a salir del club. El centrocampista, que acaba contrato en junio, podría marcharse al Granada tras volver de una exitosa cesión en Osasuna. El sevillano disputó 19 encuentros y anotó dos goles desde que en el mercado invernal se uniera al conjunto pamplonica. La opción de compra no se realizó. Según el contrato de cesión entre ambas partes, en el caso de que Osasuna hubiera ascendido a Primera División, el club rojillo podría haber contado con sus servicios. La operación habría rondado el millón y medio de euros. El centrocampista tenía ofertas tanto del conjunto granadino como del Real Club Oviedo. Este último anunció, tras el fichaje de Alanís, que su plantilla quedaba completamente cerrada, por lo tanto, el sevillano tendrá que elegir volver a las órdenes de Diego Martínez en el Granada si al final no encuentra hueco con Machín. Según Estadio Deportivo, fuentes cercanas al jugador afirman que el club rojiblanco aún no ha comunicado que no cuenten con él para esta campaña.

Otra de las situaciones por resolver en la plantilla sería la de Ganso. Disputó minutos en un amistoso ante el Extremadura y está inscrito en la lista de Europa League, pero no es una pieza clave para Machín. Llegó desde Sao Paulo por más de 10 millones y, a pesar del caché que mantiene en Europa, en el Sevilla no cuentan con sus habilidades. La alta ficha del jugador es el motivo por el que no ha salido aún de la entidad.

Otro de los nombres más escuchados como posibles salidas de Nervión es Daniel Carriço. Esta temporada ha jugado ya en todas las posiciones posibles, tanto como central derecho, izquierdo y por el interior. El zaguero pretende permanecer en la capital andaluza. Un inconveniente para seguir serían las frecuentes lesiones que sufre.

La punta de ataque

El futuro del fichaje más caro del club está en el aire. Podría decirse que Luis Muriel no ha cumplido las expectativas que había sobre él. Aun así, se aferra al club como puede. El Sporting de Lisboa está interesado en el delantero, pero este no tiene ninguna idea de abandonar la entidad. Pretende quedarse para intentar cumplir los objetivos del club y convertirse en el nueve de referencia. Incluso Machín ha dado el visto bueno a la cesión del delantero hacia el club luso, pero el colombiano no quiere abandonar la disciplina sevillista.

Ben Yedder, por su parte, apunta a quedarse en la plantilla sevillista esta temporada, salvo última sorpresa del mercado. Tal y como afirma Pablo Machín ante los medios, André Silva se ha convertido en el delantero centro indiscutible del Sevilla y esta situación pudo provocar la salida del francés. El caso es que se apostaba por Muriel, pero finalmente y visto el pobre rendimiento del colombiano en esta pretemporada, se prefiere que se quede en el plantel sevillista el francotunecino y buscarle una salida a Muriel. El Olympique de Lyon también lo tiene en su agenda para cubrir la ausencia de Mariano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here