El equipo italiano de la Juventus ha visto como la marcha del jugador español al Real Madrid deja un hueco en la delantera que deberán tapar de cara a la próxima temporada. Esta operación podría derivar en la consumación del interés de los italianos por dos delanteros sevillistas a los que sigue.

El Real Madrid le ha comunicado a la Juventus de Turín que va a ejecutar la opción que tenía para recuperar al delantero Álvaro Morata de cara a la próxima temporada. La Vecchia Signora ve así como se le escapa su delantero centro titular y comienza a pensar en cómo rellenar el hueco. La operación madridista podría tener consecuencias para el Sevilla, que durante lo que va de pretemporada ha conocido el interés de la escuadra italiana por hacerse con los servicios de dos efectivos del ataque nervionense: Fernando Llorente y Ciro Immobile.

La Juventus tiene un problema en la delantera de cara a la próxima temporada. Álvaro Morata volverá a Madrid —si bien no está del todo claro que no va a ser objeto de una gran venta durante el verano— y Simone Zaza, tiene todas las papeletas para abandonar la disciplina juventina este mismo verano. El mercado dejará dos huecos en el ataque bianconero que tendrá que ser compensado con otros dos delanteros que se incorporen. A tal efecto, sube la cotización de los dos delanteros del Sevilla por los que se ha interesado el actual campeón de la Serie A. En Italia aseguran que la Juve tiene abierta la puerta para que la vuelta de Fernando Llorente a Turín sea una realidad la próxima temporada. Eso sí, el delantero, que también tiene otras ofertas, tendría que bajarse el sueldo si quiere reincorporarse al equipo en el que ya jugó durante dos temporadas. Además de la Juve, el Lazio de Roma también tiene interés por el riojano. Bielsa, a quien Fernando ya tuvo de entrenador en Bilbao, dirigirá al equipo romano la próxima temporada y ha puesto sus ojos en el atacante del Sevilla.

Immobile, el deseado

Por otra parte, Immobile, actualmente concentrado con su selección en la Eurocopa, no tiene claro dónde jugará el próximo año; ni siquiera dónde podrá hacerlo. El nuevo técnico del Sevilla, Sampaoli, quiere ver al delantero italiano del que dice que, a priori, es de su gusto. El jugador lo que quiere es jugar, si no en Nervión en Italia, donde tiene varias novias. El Lazio de Roma, una de ellas, hizo una importante oferta por el delantero que aún no ha obtenido respuesta puesto que hasta que el jugador no vuelva de la Eurocopa no abordará su futuro. El Milán también piensa en él si finalmente sale Bacca del equipo. El Torino lo quiere, pero no puede pagar lo que pide el Sevilla. Y, finalmente, está la Juventus, según apuntan los compañeros de TuttoSport, tenía la apuesta clara por Immobile en el caso ya consumado de la marcha de Morata. Conocido su precio de 11 millones de euros, el equipo italiano estaría dispuesto a afrontar la operación y hacerse con los servicios del rubio italiano.

Reacción en cadena

Desde luego, lo que sí está claro es que la reacción en cadena del mercado de verano se ha desatado en Turín y salpicará a otros equipos en los que la Juventus quiera pescar para reforzar su delantera. Morata jugó 47 de los 52 partidos que disputó el equipo transalpino la pasada temporada, en los que marcó 12 goles. Titular junto a Dybala y por delante de todo un jugadorazo, como es Mario Mandzukic, y de un valor en ciernes, Simone Zaza, delantero de la Selección italiana que disputó 24 partidos la temporada pasada y anotó 8 goles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here