La actuación del Sevilla durante el partido en Montilivi no ha pasado desapercibida para los medios deportivos. Con la lucha por la cuarta plaza más ajustada que ningún otro momento de la temporada, la resolución del campeonato liguero por parte del Barcelona pone las miradas en Getafe, Sevilla y Valencia y en su pugna por la cuarta plaza. En este rush final de la campaña, Monchi ha pasado por los micrófonos de la Cadena Ser y ha analizado con los compañeros de Libre y Directo la actualidad nervionense. Un tema central también tratado fue la actuación de Banega en Girona.

Insatisfacción

La desventaja cosechada por el Sevilla en cuanto al golaveraje con respecto a Getafe y Valencia hace que los de Caparrós no puedan permitirse perder demasiados puntos si quieren alcanzar la plaza Champions. Con las derrotas de los chés y los azulones, los rojiblancos tenían la obligación de sacar tres puntos de Montilivi, pero una vez más, no pudo ser. Monchi, consciente de los números, hablaba así: «Era un día… no digo difícil, pero sí para no estar satisfecho ni contento con los sucedido ayer en Girona, pero bueno… esto sigue. El viernes tenemos otro examen, otro partido, otra oportunidad y hay que pararse lo necesario para analizar lo que ocurrió ayer en Girona. Sobre todo hay que pararse a cargar las pilas para afrontar el partido del viernes sabiendo lo que nos jugamos».

Cuentas de Champions

A pesar del mal sabor de boca, dicen que nunca se rinde, y Monchi sabe de sobra que aún queda lugar para la esperanza: «En mis cuentas necesitamos siete puntos para quedar cuartos. Ganar los dos de casa y empatar en el Wanda. Las expectativas siguen intactas».

Algo pasa

La sexta derrota ante un equipo en puestos de descensos en lo que va de temporada confirmaba un problema del que ya hace años el Sevilla viene adoleciendo: la falta de competitividad a domicilio. Betis, Bilbao, Villarreal, Celta, Huesca y Gerona han sido los conjuntos que estando en los infiernos de la tabla han pasado por encima del Sevilla con cierta facilidad. Monchi, objetivo y claro en su análisis, decías así: «De los seis partidos que hemos jugado con equipos que estaban entre los cuatro últimos clasificados hemos conseguido cero puntos y hemos marcado un gol de penalti contra el Huesca. No podemos eludir que algo no pasa. Si en todos los partidos que juegas contra equipos que se juegan la vida, que le meten una intensidad mayor, equipos que a priori tienen una calidad y una técnica inferior a la tuya y te ganan, es que algo pasa. No me cuesta ningún trabajo reconocer que no es algo casual. El Sevilla en esos partidos no ha sabido aprovechar esa superioridad que a priori se le supone».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here