El fin de la campaña 18/19 ha dado el pistoletazo de salida a la planificación de los equipos. Aunque en el Sevilla Monchi lleva trabajando desde su retorno, es en estos momentos cuando realmente comenzarán a ponerse en valor las acciones del director deportiva, a sabiendas de que ahora los focos apuntan hacia él. Con toda la maquinaria puesta ya en marcha, Monchi ha querido sentarse a conversar con los compañeros que conforman la tertulia de Radio Marca en una entrevista en la que se ha dejado ver con bastante claridad los derroteros por los que el Sevilla encaminará su rumbo en este mercado.

La misma ilusión

A pesar de que ya en la rueda de prensa de vuelta al club Monchi dejó claro que llegaba con ganas, su compromiso a vuelto a ser uno de los temas abordados. El de San Fernando parece tenerlo más claro que nunca. «Tengo las mismas ilusiones, las mismas ganas, la misma intención de trabajar y contribuir a que el Sevilla pueda continuar en esta línea de crecimiento de estos últimos años que cuando llegué. Si cabe, incluso más. Sé que se ha despertado una expectativa importante con mi vuelta. No es que me sume kilos a la mochila de presión, porque ya la mochila está bien cargada con la misma autopresión que yo me meto, pero sí que te motiva. Yo transformo las palabras de la gente en energía para poder responder al 100 % a esa ilusión».

La planificación

Como era de esperar, el sentido en que el Monchi encaminará la planificación ha sido uno de los temas fundamentales, y la dirección del banquillo no ha pasado desapercibido. Sobre la continuidad de Caparrós se ha pronunciado el gaditano: «es una decisión importante de las muchas que me quedan por tomar, pero la jornada terminó el sábado y lo hemos dejado todo emplazada para el viaje a Tanzania, en el que va a estar el presidente, va a estar Joaquín y voy a estar yo. Yo ya dije en su día que no dependía de los resultados, sino de las sensaciones, y yo quiero sentarme con Joaquín y hablarlo con normalidad. Tenemos una ventaja: todos los que vamos a estar en ese viaje queremos lo mejor para el Sevilla. Tengo que sentarme con él y ver si lo que yo tengo en la mente para el futuro Joaquín también me lo compra».

También ha sido claro y meridiano en sus expectativas sobre el entrenador que finalmente haya: «vamos a intentar conseguir un proyecto que consiga muchos puntos, porque cuando consigues muchos puntos y ganas muchos partidos, los equipos, normalmente, quedan arriba. Con el primero que me voy a sentar para ver eso es con Joaquín Caparrós. A mí me gustan los entrenadores que cuando tienen el balón tardan mucho en perderlo y cuando lo pierden lo recuperan muy pronto. El fútbol es eso. No hacen falta quince jugadores nuevos; hace falta sentarse con el entrenador y saber qué perfiles necesita dentro de su plantilla».

En cuanto a la movilidad de la plantilla, no ha escondido Monchi que el conjunto cambiará de cara a la próxima temporada: «cambios dentro de la plantilla, evidentemente, va a haber, pero si nos acordamos de otras planificaciones, ya hemos vivido otras situaciones como estas. Yo creo que lo importante, lo que quiere escuchar al fin y al cabo el aficionado es que el proyecto va a ser ambicioso. Si digo que no va a haber ningún cambio y traigo a Messí, lo mismo alguno dice que sí. Yo creo que el aficionado lo que quiere es que el equipo que salga cada domingo al campo refleje la ambición que va en el gen sevillista. La gente no solo se identifica con equipo ganadores, sino también con equipo que transmiten».

Los nombres propios

Como era de esperar, tampoco han pasado por alto los contertulios las situaciones de Sarabia, Banega y Ben Yedder, y sobre todos ellos ha hablado Monchi con total naturalidad. Sobre Sarabia: «estamos negociando. Estamos en fase ya más avanzada que hace quince días y creo que no debe tardar mucho la resolución del tema. Soy positivo porque, fundamentalmente, sé que Pablo quiere quedarse en el Sevilla. Estamos buscando los argumentos necesarios para que, en función de donde él ponga la prioridad, el Sevilla se lo pueda ofrecer».

En cuanto a Banega: «normalmente cuando uno quiere algo lo siguiente es llamar; a mí no me ha llamado nadie de Boca. El presidente del Boca tiene una buena relación con Castro y a mí no me ha dicho nada. Banega es jugador del Sevilla y tiene un año de contrato. Si él está a gusto y no hay ningún pero, no atisbo otra solución que no sea la de la continuidad de él sea un hecho».

En lo que respecta a Ben Yedder: «no vaticino movimientos cercanos a su salida. Es cierto que el mercado no ha hecho más que empezar, pero vamos a analizar con tranquilidad el asunto de Wissam. Si alguien paga la cláusula de Ben Yedder tendremos que ir al mercado a buscar un delantero».

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here