Monchi, a por el toque final. El Sevilla, tras realizar el undécimo fichaje (Rony Lopes), trabaja en dos incorporaciones más. Un portero de garantías para sustituir a Vaçlik, ya que Sergio Rico no cuenta para el club, y un sustituto para Wissam Ben Yedder.

Monchi ha creado un cuadro ilusionante, con un esfuerzo económico importante, pero gracias a salidas de Sarabia, Ben Yedder, Promes y varios descartes, el Sevilla tiene poder para conseguir una guinda. Un fichaje que ilusione más aún al sevillismo.

Monchi y la guinda

El de San Fernando y su equipo tienen dos frentes abiertos, dos incorporaciones para cerrar la plantilla. Uno de ellos es la portería. La situación de Sergio Rico es muy complicada, por ello el canterano tiene que buscar una salida beneficiosa para todas las partes. Por ello, un sustituto para Vaçlik es primordial. Un portero que esté dispuesto a competir la portería con el checo.

Aunque lo más importante es la guinda del pastel. El fichaje que el aficionado sevillista espera. Ese delantero de garantías que supla a Ben Yedder. El francés, además de dejar 40 millones de euros en las arcas del club sevillista, ha dejado 70 goles. Una misión difícil para Monchi, ya que tiene que acertar de pleno con el relevo.

El Sevilla está dispuesto a hacer un último desembolso importante para acometer el último fichaje del mercado veraniego. Monchi busca en el sustituto un jugador de garantías, un futbolista con gol, que sea joven y con mucho margen de mejora. En definitiva, un jugador joven prometedor y que se pueda revalorizar en un futuro. Por ello el Sevilla debe acertar en el sustituto, ya que va a realizar un gran desembolso para, posteriormente, conseguir una gran venta con él.

Lopetegui tiene en su poder un plantilla competitiva y que debe luchar por todos los objetivos, e incluso por algún título.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here