Con la llegada del nuevo entrenador, aterriza en Nervión un nuevo estilo de juego. Monchi plantea ejecutar una profunda renovación en todas las parcelas del campo. Entre salidas y llegadas, estas operaciones podrían alcanzar la treintena. Es habitual en la capital hispalense tener veranos muy movidos en este aspecto, pero estas cifras que se esperan, pueden ser de récord. Aún así, la afición sevillista tiene fe ciega en la figura de su director deportivo y espera que su trabajo suponga el éxito deportivo del club en la próxima campaña.

Monchi y la defensa

Los únicos futbolistas que podrían tener garantizada la continuidad en la zaga sevillista son Escudero, Carriço y Jesús Navas. El resto de componentes no han estado rindiendo al nivel esperado durante la pasada temporada. Tanto Kjaer como Sergi Gómez han sido igual de indiscutibles para el entrenador como criticados por los aficionados. El Sevilla esperaba mucho más rendimiento por parte de ambos internacionales.

En la rampa de salida se encuentra Guilherme Arana. El brasileño aterrizó en Sevilla como una gran promesa pero actualmente se le busca un recambio de mucha más garantía. Un caso aparte es el de Gnagnon, pues el futbolista llegó tras un buen desembolso del club hispalense, pero debido al bajo rendimiento y a la carencia de oportunidades de las que disfrutó en el primer equipo sevillista, no es de extrañar que abandone la entidad, al menos, durante el próximo año.

Recambios evidentes

En la zona de medios las inminentes salidas propiciarán las llegadas tempraneras de varios futbolistas. Gonalons vuelve en el mes de julio a la disciplina de la Roma y Marko Rog hace lo propio con el Nápoles. Banega busca salida y la liga turca se posiciona como el destino más posible para el argentino. Por otro lado hay dos futbolistas que todavía no tienen claro su futuro, Sarabia y Franco Vázquez, pues ambos futbolistas son deseados por conjuntos de primer nivel. Además, con Sarabia sí se cuenta, pero no se confía en su continuidad, mientras que el club preferiría que el Mudo no siguiera como sevillista y hacer caja con su salida.

Tampoco sería una descomunal sorpresa que Nolito o Roque Mesa busquen una salida fuera del club sevillista. El primero interesa a la Real Sociedad y a Celta de Vigo, y el segundo no termina de convencer en Nervión, por lo que tiene la puerta de salida abierta. Como consecuencia directa de todas estas situaciones, Monchi estudia el mercado en busca de un mediocentro de calidad y del gusto de Lopetegui. Muchos futbolistas han sonado ya para ocupar este puesto, Jordán, Bourigeaud, Ceballos… Finalmente el tiempo dictará sentencia y expondrá a los elegidos del de San Fernando.

Monchi y Luis Alberto

En el centro del campo, un asunto de importancia y que habrá que seguir durante todo el verano es la posible incorporación de Luis Alberto. El club y el jugador quieren volver a unir sus caminos y, aunque la salida no es fácil, Monchi sabe cómo actuar en este caso e irá cumpliendo etapas de su plan para traer de vuelta al canterano. Tal y como explicábamos en La Colina de Nervión, Luis Alberto y el Sevilla están en constante comunicación y el Sevilla conoce las condiciones que pide la Lazio, aunque no quiere alcanzar la cifra de 30 millones.

Delantera ilusionante

Con la previsible marcha del colombiano Luis Muriel, el club hispalense dispondría de una parcela ofensiva compuesta por Ben Yedder, Promes, Munir y el israelí Munas Dabbur. Quincy Promes es deseado por muchos clubes a nivel internacional y en caso de permanecer en el Sevilla, no es de extrañar que lo haga en calidad de medio izquierdo o incluso de lateral. Ben Yedder no se queda atrás en este aspecto y podría salir traspasado pues hay muchos equipos interesados en él y el propio Ben Yedder anunció que quería afrontar nuevos retos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here