Marta Carrasco se despide del club sevillista después de haber defendido el escudo durante nueve temporadas consecutivas. Llegó a la entidad siendo una niña. Marta reconoce que se va del club después de haber cumplido un sueño, jugar en el primer equipo. Al igual que hizo Alicia Fuentes la semana pasada, Marta da las gracias a todo el sevillismo y desea la mayor de las suertes a sus compañeras. En su caso ha optado por expresarlo desde la web del club.

Ha sido un orgullo defender este escudo y un placer portar el brazalete

«Llegó el momento de decir adiós a mi casa y a mi familia durante nueve temporadas. En estos años he aprendido de los peores momentos (descenso, subcampeonatos, lesiones…) y disfrutado mucho de otros (ascenso, debut, Copa de la Reina…). Recuerdos que me llevo para toda la vida. ¡Parece que fue ayer cuando vestía esta camiseta por primera vez siendo una niña y cuando debuté en Primera División cumpliendo un sueño, mi sueño desde pequeña!

¡¡GRACIAS, SEVILLA FC!! Por cumplir mi sueño y darme la oportunidad de vivir tantos momentos. Ha sido un orgullo defender este escudo y un placer portar el brazalete.

Quiero agradecer a todas las personas que componen este club (Presidente, Dirección Deportiva, Comunicación, Lavandería, Seguridad, Utilleros…). A todos los cuerpos técnicos que se han cruzado en mi camino, me habéis hecho mejor futbolista y persona, me llevo un trocito de cada uno. También a médicos, fisioterapeutas y readaptadores por ayudarme a recuperarme en mi peor momento. Por supuesto, a mi familia y amigos por todos los esfuerzos que han hecho por mí, por apoyarme y estar siempre a mi lado. Sin vosotros nada sería posible.

«Sevillistas, defended a este equipo a muerte, ¡sois el alma de este club!»

A vosotras, compañeras, no puedo deciros adiós! ¡Cuántos momentos hemos vivido, cuánto hemos crecido juntas y cuánto me habéis aportado! Estoy orgullosa de todas, por vuestro compromiso, vuestro trabajo y esfuerzo cuando las cosas iban mal. Gracias por confiar en mí, apoyarme y por hacerme disfrutar. Os echaré mucho de menos, sin duda, lo mejor que me llevo son amigas para toda la vida.

Por último, a vosotros sevillistas, me gustaría pediros algo: apoyad a este equipo a muerte, lo merecen. Gracias por el apoyo y el cariño que me habéis mostrado siempre, ¡sois el alma de este club!

Me voy con la satisfacción de haberlo dado todo por esta camiseta y haber dejado a este club donde merece. Allá donde este siempre habrá un corazón latiendo gritando ‘SEVILLA’.

Gracias, suerte y hasta pronto».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here