El partido comenzó de la peor manera posible, cuando en uno de los primeros acercamientos por parte del Leganés, llegó el primer gol del partido, de las botas de Gabriel, que ponía el encuentro cuesta arriba para los de Jorge Sampaoli. Tras este palo, los jugadores del Sevilla FC no se encontraban cómodos en el terreno de juego y no eran capaces de generar ninguna ocasión con peligro en la portería defendida por Iago Herrerín. Los sevillistas lograron poner el empate en el marcador antes de que finalizara la primera parte con un tanto de Jovetic.

Con posesión pero sin ideas

El equipo no se encontraba sólido en el campo y estaba falto de ideas. Se ha notado la ausencia de jugadores titulares como es el caso de Nasri o el sancionado Vitolo. El Sevilla FC ha sido superior en cuanto a la posesión del balón, un 61% frente al 39% de los madrileños, pero tener el balón no les ha servido para tener el dominio del partido. También ha sido un partido muy pobre en cuanto a tiros a puerta por parte de ambos equipos. Los rojiblancos han tirado únicamente en cinco ocasiones entre los tres palos, y solamente cuatro tiros fuera, lo que muestra la dificultad que ha tenido el conjunto de Sampaoli para acercarse a la portería contraria. Los de Asier Garitano tampoco han estado muy acertados en sus tiros a puerta. Al igual que los sevillistas, han tirado 5 veces a la portería del guardameta Sergio Rico. Las intervenciones de ambos porteros han sido escasas, cuatro de cada uno.

Ha sido un partido con bastantes faltas por parte de cada conjunto. Los dos equipos han recibido el mismo número de faltas, 21. De los jugadores del conjunto hispalense, han recibido tarjeta amarilla Pablo Sarabia y Kranevitter. Los jugadores apercibidos del Leganés han sido Gabriel, Rubén Pérez y Mantonavi.

Los cambios no fueron efectivos

Al comienzo de la segunda parte, Sampaoli efectuó dos cambios en busca de dar un giro muy necesario al encuentro. Ingresaron en el terreno de juego N´Zonzi y Vietto para buscar generar ocasiones, pero continuaba costando llegar hasta el área rival. La última baza que utilizó el técnico argentino en este partido fue la entrada del capitán Iborra, pero ni siquiera estos cambios sirvieron para dar conseguir un cambio y alzarse con la victoria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here