El éxito del conjunto nervionense no pasa en absoluto desapercibido. La heroica victoria contra el Espanyol en casa ha dejado al Sevilla en segunda posición durante el parón de selecciones. Esta situación demuestra que el equipo hispalense sigue en lo más alto de la tabla sin intención de desprenderse. Sobre esta clasificación del equipo, fue cuestionado Pablo Machín en el programa La Jugada de Sevilla de Canal Sur Radio.

«Segundo se duerme muy similar a como se dormía líder. Nosotros tenemos que estar con los pies en el suelo, las cosas se consiguen con el trabajo diario. Que disfrute la gente.»

La cercanía al líder de la tabla hace imposible que el aficionado sevillista no piense en una posible lucha por el campeonato liguero, algo a lo que Machín ha querido mostrarse cauto: «Imposible no hay nada. Si estamos ahí después de doce jornadas, esperemos estar doce más… y ya veremos. Algo debemos estar haciendo bien, pero hay que ir poco a poco. Lo ideal hubiera sido estar un poco de tapados, sin llamar demasiado la atención para llenar el zurrón de puntos poco a poco. Ilusionar a la afición no significa que debamos llevar una carga excesiva y que no nos corresponda«.

Gen ganador

Llama mucho la atención el gran momento por el que pasan jugadores como Franco Vázquez, Ben Yedder o el recién llegado André Silva. Machín comentaba algunas de las claves para motivar al futbolista. «Si el jugador no quiere, es imposible. Estos jugadores no pueden ser intermitentes, deben estar implicados al máximo. Lo han entendido como tal, es mérito suyo y también del equipo técnico con ciertas conversaciones. Mi labor, al fin y al cabo, es decirles cómo benefician al equipo para que se beneficien ellos mismos».

No es tarea fácil, pero la realidad es que el equipo sevillista es muy competitivo: «Hay que convencer al jugador a base de argumentos, no por jerarquía. Si advierten que tu propuesta les va a hacer mejores, los tienes ganados. Estos jugadores, este equipo, tiene un gen ganador. Los jugadores se toman la victoria más como un alivio por el trabajo bien hecho que como una alegría. El Sevilla está acostumbrado a ganar y eso lo diferencia de otros clubes».

Su llegada

El técnico soriano también pudo comentar como se produjo su llegada al Sevilla: «No me hicieron dudar, me comentaron que quería que fuera el entrenador del equipo. Me comprometí con Caparrós en quince minutos, él me decía que no tenía que convencerle de nada y me hacía mucho hincapié sobre el equipo al que venía». Precisamente, sobre Caparrós, comentó Machín lo siguiente: «Es el sevillista número uno, sabe que el entrenador manda en el vesturio, igual que el manda en los despachos. A veces no es necesario que yo pida, porque el piensa como un entrenador y sabe lo que quiero».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here