El Sevilla FC recibió una vergonzosa y sonrojante derrota en el Camp Nou. Los hispalenses no supieron rentabilizar el buen resultado de la ida y salieron con el rabo entre las piernas ante el FC Barcelona. Los seis goles que recibieron dieron cuenta de que los nervionenses les cuesta un mundo competir con los grandes equipos fuera de casa. Pablo Machín analizó la eliminación en rueda de prensa.

«Siempre que pierdes te vas mal, pero teníamos la esperanza de pasar de eliminatoria. El resultado evidentemente no gusta y menos cómo se ha producido. Aún así pienso que hemos hecho más mérito que para habernos llevado seis goles», declaró el técnico soriano de primeras acerca del encuentro. El entrenador sevillista achacó la falta de acierto en el primer tiempo como una de las causas de la derrota: «Ha habido momentos donde hemos tenido nuestras oportunidades y no las hemos sabido aprovechar. En la primera parte con la ocasión de André, el penalti… Tenemos que mirarnos hacia dentro y la realidad es que no estuvimos acertados«. Sin embargo, el sevillista piensa que con el cuatro a uno, pudieron haber hecho más daño al FC Barcelona y que aquel gol de Arana les pudo generar un halo de esperanza: «Con el cuatro a uno tuvimos buenos momentos pero con el partido loco en la recta final nos sentenciaron«.

A pesar de la dura derrota, Machín sacó lecturas positivas: «No hemos salido tan mal y con poco nos han hecho cuatro goles. Me quedo con el equipo y la dificultad que tiene jugar en este campo con el marcador en contra, no le ha perdido la cara al partido y tengo que reconocer a los futbolistas su esfuerzo».

De lo que no cabe duda es que el Sevilla FC ha perdido una buena oportunidad de colarse en las semifinales de Copa tras doblegar por dos a cero al club blaugrana en el partido de ida. Sobre ello, fue cuestionado el técnico: «Hemos perdido la oportunidad de estar en semis. El Barcelona lleva muchos años sin perder en eliminatorias. La diferencia ha estado en el acierto«.

Levantar el ánimo

Lo bueno que tiene el fútbol es que en poco tiempo un equipo puede resarcirse de sus errores pasados. En este caso, los hispalenses tienen la oportunidad de pagar los platos rotos frente al Celta de Vigo. Machín espera que esta dura eliminación, no suponga un ‘lastre’: «La decepción es grande. Incluso llevando una renta de dos goles, había gente que no confiaba en nosotros. Yo pensaba que podíamos hacer bueno ese resultado y todo se nos ha puesto en contra por méritos del rival y deméritos nuestros«.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here