La temporada ya acabó, y con ello llega el mercado de fichajes. Este verano parece que los movimientos de jugadores van a ser constantes en el Sevilla. El club necesita una revolución en la plantilla para abandonar la mediocridad de estas dos últimas temporadas y volver a la élite del fútbol europeo. Si bien es cierto que al final el objetivo ha quedado a solo tres puntos, las sensaciones que ha dejado la temporada no han sido buenas. Es por ello que Monchi ya tiene en su agenda a varios posibles refuerzos que aporten una subida de nivel al actual plantel. Y uno de esos nombres es el canterano Luis Alberto, que no está contento en su actual equipo, la SS Lazio, y no vería con malos ojos su vuelta a Nervión.

Posible vuelta

La repatriación de Luis Alberto es una operación de la que se lleva hablando mucho tiempo. El gaditano ha crecido mucho en su estancia en Italia y hoy por hoy es uno de los mejores futbolistas del la Serie A. Su perfil es muy del gusto de la secretaría técnica sevillista. Además, el de San José del Valle es muy querido por la afición sevillista, pues se crió en la Carretera de Utrera. Parece que su vuelta es muy posible, pues el jugador no se encuentra a gusto en la capital italiana. La semana pasada se convirtió en campeón de la Coppa Italia, y no acudió a la fiesta de celebración. En varias declaraciones, Luis Alberto ha asegurado que nunca le cerraría la puerta al club de sus amores. A pesar de ello, su salida no es nada fácil. La SS Lazio pide 30 millones por él, una cantidad por la que el Sevilla debería rascarse el bolsillo, y la oferta aún no ha llegado. La pelota está en el tejado sevillista.

Números

El jugador ha disputado esta temporada 2.565 minutos, repartidos en 37 partidos. Sus números no son malos, pues ha conseguido seis goles y nueve asistencias. Algo a tener en cuenta es que no ha conseguido la regularidad necesaria debido a las lesiones, que lo han tenido apartado varias semanas. Un pinchazo le imposibilitó volver al Sánchez-Pizjuán en la vuelta de dieciseisavos de Europa League. Pero la temporada en la que consiguió demostrar qué clase de jugador es fue la temporada pasada, en la que consiguió debutar con la Selección Española. Campeón de la Supercopa de Italia, consiguió doce goles y veinte asistencias. Números que demuestran que es un jugador de los que merece la pena hacer un esfuerzo. Es joven (26 años) y de la casa, y está deseando volver. Los caminos, en vez de a Roma, parece que llevan a Sevilla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here