Los diez peores fichajes del Sevilla FC

Los diez peores fichajes del Sevilla FC

Estos son algunos de aquellos jugadores cuyo paso por el equipo nervionense fue muy decepcionante y sin demasiada trascendencia

Oviedo, plaza complicada para el Sevilla Atlético
Las glorias compartidas entre Sevilla y Deportivo
Los diez grandes fichajes fallidos de la historia del Sevilla

En los últimos años, el Sevilla se ha caracterizado por realizar fichajes fantásticos. Jugadores por los que el club pagó muy poco y cuyo rendimiento fue enorme para, posteriormente, ser vendidos por cantidades mucho mayores. En la memoria de los aficionados sevillistas siempre estarán Kanouté, Luís Fabiano, Maresca, Dani Alves… Sin embargo, también hay sitio para aquellos que no dejaron tan buen sabor de boca. Entre tanto gran fichaje, también hubo lugar para algunos futbolistas que no terminaron de aportar lo que se esperaba de ellos. Estos son, bajo nuestro criterio, los diez peores fichajes realizados por el equipo sevillista.

Petros Marinakis

Marinakis y su larga melena, con la elástica nervionense

El jugador griego llegó al Sevilla en 1996, un verano en el que el club estaba forjando una de sus peores plantillas en los últimos años. Marinakis estaba considerado uno de los grandes talentos en Grecia y se esperaban grandes cosas por su parte. Sin embargo, tras once partidos con el club nervionense, el jugador heleno regresó a su país para tratar de relanzar su carrera.

Eboué

“El portero de goma”

Otro jugador de los que llegó en 1996, pero en este caso no llegó a disputar ni un solo minuto con el Sevilla. La competencia con Monchi y Casagrande, así como el apodo que recibió: “El portero de goma“, no le dejaron demasiado espacio en la portería del club nervionense.

Cristian Colusso

Colusso con la camiseta sevillista

Uno de los casos más conocidos en los últimos años. El jugador argentino llegó en 1996 con la vitola de ser el nuevo Maradona. Las cantidades del fichaje fueron las más altas hasta hace poco años. Sin embargo, Colusso solo llegó a disputar seis partidos con la camiseta sevillista. Además, fue apartado del equipo cuando se descubrió que su fichaje había sido una estafa por parte de su representante.

Bebeto

Una leyenda venida a menos

Leyenda del Deportivo de la Coruña, llegó en 1996 a un Sevilla que marchaba muy mal en la tabla. Su fichaje se cerró por cuatro millones de euros y tras cinco partidos en los que no marcó ni un gol. Se marchó al Vitoria de Bahía con un Sevilla descendido.

Rabajda

Rabajda entrenando con el Sevilla

Recordado por muchos como el peor portero en la historia sevillista. Llegó procedente de Puebla considerado como uno de los mejores jugadores extranjeros en Mexico. Sin embargo, el charrúa solo jugó tres partidos con el Sevilla en los que encajó seis goles. Con estas cifras, el resultado es que se le buscó salida inmediata y fue cedido a Rosario Central y a Danubio en las siguientes temporadas.

Marcelo Otero

Marcelo Otero posando con la camiseta del Sevilla

Otro uruguayo en la lista. Durante la época, el Sevilla tenía muy buenas relaciones con el representante Paco Casal, quien fuera el “Jorge Mendes” de la época para el fútbol uruguayo. Su fichaje se realizó en 1999, procedente del Vincenza. En temporada y media con el club nervionense, solo fue capaz de marcar dos goles. Sin embargo, entre los aficionados siempre será recordado por aquel gol que falló ante el Oviedo en el Carlos Tartiere.

Tom de Mul

Tom de Mul, un jugador poco afortunado

La suerte no ha acompañado demasiado a este futbolista durante su carrera. Llegó a tierras sevillanas en 2007 procedente del Ajax, como gran promesa del fútbol holandés. En un primer momento, su fichaje se realizó para dar relevo a un imparable Jesús Navas. No obstante, las lesiones hicieron que este jugador no pudiese explotar y solo llegara a jugar nueve partidos en cinco temporadas. Finalmente, con tan solo 28 años tuvo que retirarse por sus constantes lesiones.

Babá

Baba en su primera temporada con el Sevilla

Comparado con Eto’o y Drogba, el senegalés llegó procedente del Marítimo a mediados de la temporada 2011/2012. Tras 30 partidos con la elástica sevillista y tan solo tres goles, fue cedido primero al Levante y después al Getafe, hasta que finalmente acabó rescindiendo contrato.

Stevanovic

Stevanovic en su presentación

Una gran promesa europea, según decían, que en absoluto llegó a concretarse. Su llegada se dio en el mercado de invierno de la temporada 2012/2013. Jugó diez partidos esa temporada, para ser cedido la siguiente al Elche y en esa misma temporada, de nuevo, al Alavés. En el equipo vitoriano tampoco consiguió continuidad.

Javi Hervás

Javi Hervás, una promesa que no terminó de funcionar

Criado en la cantera del Córdoba, y tras una gran temporada en Segunda División, el Sevilla se lanzó por su fichaje a mitad de temporada debido al interés de otros equipos. Su presentación oficial se realizó en el verano de 2012, aunque esa temporada solo jugó doce partidos con club nervionense. La siguiente campaña jugó cedido en el Hércules y la siguiente en el Sabadell, hasta que rescindió contrato con el Sevilla.

COMMENTS

WORDPRESS: 0