Todo hace indicar que Julen Lopetegui será el elegido para ocupar el banquillo sevillista la próxima temporada. Un puesto que está sometido a gran presión y, como es evidente, todo el mundo no es capaz de ocuparlo. La afición sevillista ha respondido, la mayoría, negativamente ante el nuevo técnico. Sin embargo, los números que presenta el extécnico del Real Madrid y de la selección española, entre otros, son los mejores de un técnico en los últimos tiempos en el Sevilla. Los números que hasta ahora ha ofrecido Julen Lopetegui en un banquillo servirían para optar a la segunda e, incluso, a la primera plaza del campeonato. Esta es la razón por la que Monchi está tan convencido de la valía del exseleccionador nacional.

El mejor candidato

Las opciones que barajaba Monchi para el banquillo sevillista era, aparte de Lopetegui, Pepe Bordalás y Rudi García. El favorito de la afición nervionense estaba entre esas dos últimas opciones, de las cuales no se han materializado ninguna. Repasando los números de los tres técnicos, nos encontramos con el propio Lopetegui en la cúspide. El vasco, en 124 partidos como primer entrenador en el fútbol profesional suma 2,23 puntos por partido. En segundo lugar se sitúa El técnico del Getafe CF, pues en 392 partidos, reúne 1,58 puntos por partido. El ex entrenador del Olympique de Marsella, por su parte, es el que menos puntos por partido suma (1,56).

Ilusionante

El técnico vasco tendría como referentes en el banquillo sevillista a los últimos entrenadores exitosos en Nervión, Unai Emery y Sampaoli. El primero de ellos cuenta en su haber  con 1,73 puntos por partido, mientras que el argentino suma 1,56. Julen Lopetegui, aún teniendo mejores números, deberá de esforzarse al máximo para poder dejar huella en el club nervionense y así poder calmar las críticas hacia su persona. De hecho, tan buenas son las estadísticas del vasco como técnico, que con esos puntos por partido le hubiera bastado para estar entre los dos primeros. Hubiera podido certificar la segunda plaza en las últimas dos temporadas, solamente por detrás de FC Barcelona.

Lopetegui  y pelear la Liga

La recién terminada Liga fue ganada por el FC Barcelona con una media de puntos de 2,29. Al mismo tiempo, los dos anteriores campeonatos se los llevaron el club culé y el Real Madrid con el mismo promedio de puntos, 2,45 por partido. En esas mismas temporadas, el segundo clasificado consiguió una media de 2 y 2,07 puntos por partido (Atlético de Madrid, últimas dos temporadas). La campaña anterior, el segundo clasificado fue el Barça con 2,36 punto de media por partido. Obviamente, las plantillas de Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid, tienen un potencial económico del que no goza la del Sevilla. Sin embargo, Julen Lopetegui promedió 2,24 puntos en su etapa de entrenador del Oporto, un club que tampoco cuenta con la misma economía de los tres trasatlánticos de LaLiga. La cifra, de conseguirla en el Sevilla, le serviría para pelear por ser campeón de liga. Quizás de ahí venga el tremendo optimismo que desborda Monchi y su insistencia en repetir la ambición del proyecto.

Lopetegui, mejor que todos

La temporada sevillista ha sido decepcionante para su afición, contando además con la presencia de dos distintos entrenadores. Primero Pablo Machín, que tras caer en la Europa League fue destituido por Joaquín Caparrós, quién no consiguió clasificar al equipo para Champions League. Ambos técnicos, con más experiencia en los banquillos que Lopetegui, suman menos puntos por partido en su carrera que el vasco. El soriano cuenta con 1,55, mientras que el utrerano suma 1,32. Basándonos a los números, si Julen Lopetegui reedita los números que lleva haciendo toda su vida de entrenador, a excepción de su etapa en el Real Madrid, no solo mejoraría la situación del equipo, sino que la cifra de puntos que cabría esperar sería muy importante.

La trayectoria de Lopetegui

Julen Lopetegui ha destacado más como seleccionador de las categorías inferiores de España que siéndolo de un club, pues solo ha estado en tres: Real Madrid Castilla, FC Porto y Real Madrid. Con el filial blanco no fue capaz de consumar el ascenso a la categoría de plata, algo que significó un fracaso. Tras marcharse del equipo merengue, puso rumbo a Las Rozas, dónde sería seleccionador de categorías inferiores hasta la temporada 2014/15, cuando aterrizó en Portugal. Allí fue la cabeza pensante de un FC Porto que no terminó de convencer y el técnico vasco se marchó dejando al equipo portugués en tercera posición. En 2016, dos años antes de el Mundial, Lopetegui regresó al lugar donde más a gusto ha estado en su carrera, La Real Federación Española de Fútbol. Tras unos muy buenos números con la absoluta, sorprendió a todos marchándose cuatro días antes del inicio del Mundial, y puso rumbo al Real Madrid. Ni media temporada pudo cuajar el vasco, pues Florentino Fernández lo despidió del club blanco en octubre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here