El comienzo de liga está a la vuelta de la esquina. Con un verano muy intenso lleno de nuevas incorporaciones y con un equipo notablemente renovado, el Sevilla vuelve a la máxima competición con mucha ambición. La pasada temporada dejó ciertas decepciones en el seno sevillista, tanto en Liga como en las competiciones del KO. El regreso de Monchi ha traído nuevos aires a la plantilla nervionense, con un nuevo capitán al mando. Julen Lopetegui tendrá que hacer frente no sólo a las altas expectativas, sino también a los buenos números cosechados por sus antecesores como entrenadores debutantes en el banquillo sevillista.

Con buen pie

El primer partido de Pablo Machín como técnico del Sevilla no pudo tener mejor resultado. Debutó en Vallecas contra un recién ascendido Rayo Vallecano. Decidió salir con el nuevo delantero, André Silva, en la punta de ataque y menuda decisión. Al final del encuentro, el resultado era de 1-4 favorable para el conjunto hispalense y con el portugués como gran estrella con tres goles en su primer partido de Liga.

Antes que el soriano, Eduardo Berizzo se sentó en el banquillo sevillista del Sánchez Pizjuán en el primer encuentro liguero contra el Espanyol. El partido estuvo muy falto de ritmo y el resultado final, debido en gran parte a los errores cometidos por la zaga sevillista, fue de 1-1.

No era fácil suceder a Unai Emery como entrenador del Sevilla, por lo que Monchi, junto con su equipo técnico, inició una nueva revolución en la plantilla nervionense, en busca de un estilo que definiera por completo al equipo andaluz. Para ello, el director deportivo apostó por un entrenador enamorado del fútbol y con un fuerte carácter como Jorge Sampaoli. La idea del argentino era tener el balón, dominar al rival y jugar alegre. Una apuesta ambiciosa que no terminó de salir como estaba previsto pero que dejó algunos encuentros para la posteridad. Uno de ellos fue el primer partido de Sampaoli en Liga con el Sevilla. Un ejemplo de fútbol intenso, con un resultado loco frente al Espanyol de 6-4. El Sevilla paliaba su fragilidad defensiva con un ataque vertiginoso que acabó vapuleando al conjunto catalán.

Sucesión de entrenadores

Para encontrar otro inicio liguero con un entrenador debutante anterior a Sampaoli (Míchel y Emery debutaron con la temporada comenzada), hay que remontarse hasta la temporada 2011/2012 con Marcelino García Toral. Previamente, el Sevilla había encadenado una serie de entrenadores entre temporada debido a los malos resultados. Durante ese verano, el Sevilla había tratado de reconstruirse de nuevo, con un técnico que había conseguido buenos resultados en sus anteriores campañas, salvando incluso al Racing de Santander del descenso. La eliminación de la Europa League en las fases previas, justo antes de empezar la competición liguera, fue un peso muy duro para el entrenador cántabro. Aun así, el Sevilla consiguió derrotar al Málaga de Cazorla, Joaquín, Isco y compañía en el primer partido de Liga.

Igualmente, el debut anterior al de Marcelino fue con otro gran entrenador en la historia sevillista: Juande Ramos. El técnico manchego sustituyó a Joaquín Caparrós en el banquillo nervionense y comenzó una temporada histórica con victoria frente al Racing de Santander por un 1-0 en el estadio sevillista.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here