Ben Yedder pugna un balón ante un defensa del Leganés | Foto: Sevilla FC

El mercado de fichajes es un constante tira y afloja. Entran en juego muchos factores, tales como el deseo de club y futbolista, el dinero, los sentimientos… En el caso de Ben Yedder ya se sabe lo que tiene en mente: vestir la camiseta de otro club en busca de nuevas metas, metas que en el Sevilla pueden ser inalcanzables.

Es por ello por lo que el propio jugador sacó a la luz que, en su cabeza, su futuro estaba lejos de Nervión. El franco-tunecino mantiene el contacto con clubes importantes de Europa, como el Barça, el PSG o el Manchester United. Este último ya tiene todo acordado con el futbolista. El destino del francés será, casi con total seguridad, Inglaterra. Pero Monchi aún no ha dicho la última palabra.

El Manchester United, clave

Esta misma semana debería ejecutarse la operación que el Inter se trae entre manos con Lukaku. Pero aquí está la clave que podría cambiar el rumbo de este entramado. Si la entidad italiana no llegase a salvar el escollo económico para hacerse con los servicios del atacante belga, el club hispalense entraría en una ofensiva para mantener al jugador en sus filas. Monchi, gran negociador, tratará de persuadir a un delantero que ha anotado 18 goles en la última temporada en Liga, sexto en el ranking de goleadores de la competición. Además, ha sido fundamental en muchos partidos a lo largo de su estancia en el club. Su gran adaptación y su carisma lo han convertido en un futbolista muy valorado por la afición.

El director deportivo sevillista sabe que será complicado retenerlo en el equipo; Sin embargo, no dejará de intentarlo, poniendo sobre la mesa un proyecto seductor en el que Ben Yedder tendría un papel protagonista. Monchi le ha hecho saber que sería uno de los cimientos durante la temporada venidera.

Una delantera TOP

En el caso de que el jugador permanezca en las filas del club nervionense, el equipo contaría con tres delanteros de nivel. Al internacional francés lo acompañarían en su parcela Dabbur y el neerlandés Luuk de Jong, cuyo fichaje está al caer. A ellos se les suma Munir, que probablemente caerá más a banda, cediendo el puesto de referencia a sus otros compañeros.

Se antoja algo muy difícil, pero en Eduardo Dato aún se alberga una mínima esperanza. Habrá que esperar a ver cómo actúan los demás clubes. Ello, junto a los argumentos de Monchi, decidirán el futuro de uno de los mejores jugadores del Sevilla en los últimos años.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here