El Sevilla ha tenido que aligerar plantilla. Tras las once nuevas incorporaciones, había muchos jugadores que no tenían sitio y/o no contaban para Julen Lopetegui. Las ventas que ha realizado el equipo de Nervión se pueden contar con los dedos de la mano: Wöber, Ben Yedder, Pablo Sarabia, Promes y Muriel. El resto de las operaciones de salida son cesiones y cada una con diferentes condiciones y perspectivas de futuro para los jugadores. Es la temporada en la que más cesiones se han producido con origen en el club de Nervión.

Sin opción de compra

Las cesiones de Aleix Vidal en el Alavés, Gnagnon al Rennes y Carlos Fernández al Granada tendrán fin al acabar la temporada. Ha sido la manera más efectiva de encontrarles un sitio para que puedan jugar e intentar incrementar su valor. Aunque la cesión de Roque Mesa al Leganés también es sin opción de compra, sus declaraciones realizadas nada más aterrizar en el conjunto pepinero, en las que carga contra el Sevilla, pueden hacer que la vuelta del canario sea algo turbulenta a la capital andaluza.  Habrá que esperara para conocer la determinación que toma el club una vez que el canario vuelva a la disciplina sevillista el próximo verano.

El club confía en que estos jugadores se revaloricen, recuperen su rendimiento y sigan desarrollándose (en caso de Carlos).

Cesiones con opción

Las cesiones de Juan Soriano, que también ha recalado en el Leganés, y la de Sébastien Corchia al Espanyol sí tienen opción de compra de 3 y 3,5 millones respectivamente, pero en ninguno de los dos casos es obligatoria. Ambos jugadores podrían volver en la próxima temporada al Sevilla en el caso de que sus respectivos equipos no quieran ejercerla. En cambio, Ibrahim Amadou, quien ha aterrizado en el Norwich City, sí que tiene opción de compra obligatoria, de 10 millones de euros, en el caso de que el conjunto inglés consiga la permanencia en la Premier League. Finalmente, otro de los cedidos ha sido Marc Gual, al Girona. En este caso, la opción de compra es obligatoria en caso de ascenso del equipo gerundense a Primera División.

La finalidad de las diferentes cesiones es permitir a los futbolistas seguir jugando y, para que en un futuro, el Sevilla encontrarles una salida a un buen precio, puesto que algunos de ellos no cuentan con la aprobación de Monchi. Otra opción es que, como por ejemplo en el caso de Carlos Fernández, sigan madurando futbolísticamente para poder tener un futuro en el primer equipo sevillista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here