A día de hoy el Sevilla volverá a jugar la próxima campaña la UEFA Europa League. El irregular inicio liguero hizo que bajase considerables puestos en la tabla y con Montella el equipo no se ha vuelto imbatible. Esto lastra notablemente la posición sevillista que pese a estar un puesto por debajo de la Champions League, las sensaciones no son las adecuadas para que el Sevilla sea favorito en las quinielas por la pugna de la cuarta plaza.

Ante el Valencia -defensor de la cuarta posición- tendrá la oportunidad de recortar distancias y ser candidato a la ronda previa que la presente temporada disputó. Porque si el Sevilla vuelve a su competición fetiche no solo afectará a lo deportivo. Jugar la Champions supone más que eso. 

A nivel deportivo

En cuanto al balompié se refiere, el Sevilla daría un paso atrás en su proyecto. Monchi asentó las bases para que el Sevilla estuviese muchos años en la élite del fútbol. Después de salir con el trofeo de campeón de la Europa League tres veces consecutivas -la última la hizo disputando la Champions League previamente- llegó la hora de dar el salto. El batacazo del curso pasado ante el Leicester, a priori el rival más asequible, dejó al Sevilla fuera de Europa en los octavos de final. Una barrera que la entidad nervionense se propuso superar y plantarse entre los ocho mejores equipos de Europa.

Esta vez la historia ha sido similar. El Sevilla volvió a clasificarse para la ronda final de la Champions League y un equipo inglés volvió a cruzarse en el camino. Aunque la exigencia parecía mayor, el Sevilla está más vivo que nunca en la eliminatoria ante el Manchester United pese a no partir como favorito. La serie verá la luz final la próxima semana y podría ser el último partido nervionense en la Champions League durante un largo periodo de tiempo. Algo que afectaría a la llegada de nuevos jugadores y el atractivo que supone jugar la Champions, pues el Sevilla dejaría de ser un gran escaparate. Volver a la Europa League después de tres temporadas en la máxima competición europea no es el mejor final para el Sevilla.

Inyección económica

Aquellos que disputan la Champions League también trae consigo un alivio económico. Los clubes clasificados para la élite deportiva reciben mucho más dinero que los que disputan la Europa League. Sin ir más lejos, la eliminación del Atlético favoreció al Sevilla en materia económica. La temporada pasada el Sevilla percibió algo menos de 30 millones de euros cayendo eliminado en octavos. Esta vez, con el mismo dinero y menos equipos en la fase final, los nervionenses recibirán más dinero. Una cifra que aumentaría conforme superase rondas eliminatorias. Esto supone un importante aumento del presupuesto a final de temporada.

Y es que Óscar Arias confeccionó en verano la plantilla más cara de la historia del Sevilla. Se realizó una fuerte inversión y se superaron los números de años anteriores. Las arcas rojiblancas estaban llenas y el dinero fue destinado a rearmar el equipo para continuar el proyecto que se inició con Jorge Sampaoli. Si finalmente el Sevilla no acaba clasificándose para la Champions, deberá ajustar números y la posibilidad de que futbolistas importantes abandonen el Sevilla es grande. Hombres como N’Zonzi, Banega o Escudero deberán reajustar su ficha para continuar al frente del equipo andaluz. Para contrastar, el Sevilla contó este año con un tope salarial de 159 millones de euros, a diferencia del curso pasado donde el tope salarial fue de 105 millones.

El partido más importante

De esta forma, la cita ante el Valencia se antoja como crucial para los intereses sevillistas. El cuadro ché está a ocho puntos y el calendario que les espera a ambos no es el idóneo para defender cómodamente la cuarta plaza. La Champions, el futuro nervionense, de los jugadores, de Montella, la viabilidad del proyecto sevillista o la necesidad de empezar de cero. Todo esto pasa por el partido del sábado que acogerá Nervión. El Sevilla se juega más que tres puntos.

1 Comentario

  1. Increíble!!!! Lo que le falta en esta análisis es que el cambio de modelo lo realiza Monchi y que Oscar Arias, lo único que hace, es seguir con ese cambio contratando a Berizzo y a los jugadores que le venían bien a dicho sistema.

    Además, Monchi siempre aseguró que una o dos temporadas fuera de los objetivos no pararían al Sevilla ¿Ahora si?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here