Las crónicas de José Balero, un periodista sincero | Episodio 12

Las crónicas de José Balero, un periodista sincero | Episodio 12

Mercado, sobre su renovación y cómo lo afronta
Euforia
El Mundial llama a las puertas de Nervión

Voy  a hacer un parón. Un mes dedicado en exclusiva a la investigación. Tengo muchas dudas que resolver. ¿Por qué los medios aclaran la palabra “Provisional”, cuando dicen que el Sevilla está primero? Es obvio que es provisional, estamos en octubre, pero parece que fuera indispensable aclararlo. Lo mismo sucede con los arbitrajes. Estoy elaborando una interesante estadística. Sobre los puntos perdidos. Sobre las faltas cobradas. Es curioso cuando se mira en perspectiva.

Aprovechemos este parón para tener perspectiva. ¿Es posible ganar la liga? ¿Con qué argumentos? La respuesta es sí, por supuesto. Jugando al fútbol. Dejando atrás los complejos. Generando un banquillo potente y dispuesto. Quizás es una clave de la que nadie habla. Algunos creen que da algún tipo de jerarquía entrar de titular. Los puestos suplentes se venden como secundarios, es un error. El banquillo es parte esencial del equipo. Es el secreto para salir campeones. Necesitamos tensión en el banquillo. No jugadores que salgan a calentar por compromiso. Por eso repito: cuidado con el parón. Tenemos que volver conectados, más que nunca.

No me refiero al equipo, sino a ustedes. La afición y los medios afines. No hay ni un caso en la historia de un campeón, que lo haya sido sin la convicción de su gente. Por eso les pido, dejen de consumir medios nacionales y su discurso centralista. Dejen de buscarle excusas y tener miedos o complejos. La liga se puede ganar. Es larga. Mejor para nosotros. En este punto es cuando los puntos por el camino pueden ser un ejemplo de lo que no se debe hacer. Jugar con dignidad, se trata de eso. Instalar la idea. Vamos primeros y punto. Que nos alcancen (si pueden).

Mientras tanto investigaré cómo viene la venta de nuestro equipo. Un mal pensado podría suponer que hay una relación entre la salida a bolsa y nuestra posición en la tabla y que una vez consumada la cosa volverá a la misma mediocridad de otras épocas. Si lo permitimos, claro está.





COMMENTS

WORDPRESS: 0