Las aventuras de Juan Macana, mucho más que un palangana | Episodio 11

Las aventuras de Juan Macana, mucho más que un palangana | Episodio 11

Novedades en la convocatoria de Machín para los dos partidos contra el Athletic en Bilbao
Williams sentencia a un Sevilla que no compareció
Las aventuras de Juan Macana, mucho más que un palangana | Episodio 14

Me colé  en el vestuario para decirles:

“Por si no nos vemos más, quiero decirles que tengo una gran sensación de fracaso, de la que me considero principal responsable pero que quiero que ustedes reflexionen sobre ella. No por haber perdido, porque se puede ganar o perder. Es por la actitud. Muchachos, ustedes tienen muchos problemas resueltos, son jóvenes millonarios, pero no pueden perder tensión, lavarse las manos ante la derrota. Luego de los partidos perdidos escuchaba las risas en el autobús y me dolía y me avergonzaba. La gente paga muy caro por verlos jugar. Hacen grandes sacrificios y ustedes pueden perder, pero no así, con ese conformismo. Esta afición es divina. Aunque íbamos perdiendo y hacíamos un partido de vergüenza se escuchaban aplausos ante una buena jugada, con una inocencia increíble y tienen que darse cuenta que ustedes son esa gente, no son algo aparte, son parte de ellos y tienen que sentir lo que ellos sienten. Ustedes son muy jóvenes, les pido que reflexionen sobre esto”.

Bueno, les confieso que le copié al discurso al “Loco” Bielsa, es que me siento identificado (obviamente), por lo de “loco” y por lo que dice.  No es casual que les haya hablado así con el Athletic de Bilbao, un equipo que me da envidia por su política de cantera, y trato de tener empatía con los que están contentos por los tres puntos de porquería esos que ganamos de local ante un rival débil. ¿Ustedes nos vieron jugar? ¿Les parece que podemos ganar la Champions así? ¿Y la Copa del Rey? ¿En serio? ¿Sólo yo lo veo? ¿Quieren puestos de Champions para seguir vendiendo y comprando y cambiando y ser el “pasamanos” de Europa? Con el verso de otra final y el quinto puesto ya nos tienen calladitos hasta nuevo aviso. Hasta nueva goleada en nuestro caso. Pero yo soy sevillista, más que un sevillista. Prefiero perder y que me duela y llorar pero que se despierte esa rebeldía que esta gente no tiene, es imposible que tenga, ¿Por qué van a tenerla? El Mudo hace nada jugaba en el Palermo, hace poco en el Rayo Vallecano, Banega todavía se está adaptando al Inter, y Muriel a la Sampdoria, yo se que son profesionales y es normal que cambien de equipo, lo de ellos si es normal, ¡lo que no es normal es lo nuestro!… Alguien nos convenció que el secreto está en los fichajes, y yo les aseguro que ya no. Estaba, ya no. Esa forma de fichar pasó de moda. Empataremos con el Valencia, y así, punto arriba, punto abajo terminaremos, quintos, o sextos, qué más da. Y estaremos en una nueva final, donde este equipo puede hacer un buen partido, o recibir una goleada, vaya uno a saber. Pero ustedes tranquilos, el loco soy yo.

Cuando les solté “mi” discurso me quedaron mirando. “Pero, hoy ganamos”, dijo uno.

“Todavía no ganamos nada”, afirmé. Y me volví a mi tribuna.





COMMENTS

WORDPRESS: 0