La viabilidad de la final de Copa en Sevilla

La viabilidad de la final de Copa en Sevilla

Pepe Castro desea que la final de la Copa se juegue en la Capital andaluza y así lo solicitará, pero la consecución de la propuesta será complicada

La sinrazón de Castro, el Sevilla Atlético y Tevenet
La asignatura pendiente de Pepe Castro
Las conclusiones que emanan de la planificación deportiva de Oscar Arias

Como todos los años, la disputa por dónde celebrar la final de la Copa del Rey está a la orden del día. Lo que sí se conoce ya es la fecha: Sevilla FC y FC Barcelona se enfrentarán el 21 de abril. Ese fin de semana habrá jornada en La Liga y, además, cae en Feria de Abril. Los distintos frentes ya están abiertos, y Pepe Castro tiene voluntad de que el duelo se juegue en la capital andaluza.

El Sevilla FC va a solicitar que la final de Copa sea en el Sánchez Pizjuán. O, cuanto menos, en la Cartuja. La entidad hispalense considera que sería lo mejor debido a que cae en la tan esperada Feria de Abril sevillana. Este lunes se reunirán los dirigentes del Sevilla FC y FC Barcelona con los federativos, la cita será coordinada por Antonio Suárez -presidente de la interinsular canaria-.

La negativa azulgrana

Pese a ser pronto para conocer el lugar en el que se disputará el choque, las intenciones de Castro parecen que acabarán frustradas. Valverde fue muy claro tras el encuentro en Mestalla y dijo: “Yo ya he jugado una final de Copa del Rey en el campo del rival, y la verdad es que no me gustaría repetir”. Hacía referencia a la final entre Athletic Club y FC Barcelona en el Camp Nou, cuando dirigía a los leones.

Por otro lado, el exsevillista Rakitic, también se mostró reacio a que la final fuera en el Pizjuán. Él está “encantado de jugar contra mi exequipo en una ciudad que me encanta, pero bastará con el partido de Liga”. Considera que lo mejor para todos será “un escenario neutral que nos venga bien a todos”.

El Wanda, la mejor opción

Son muchos los escenarios que se están barajando. No obstante, parece ser que el que más papeletas tiene es el Wanda Metropolitano. Uno de los motivos que lo convierten en el favorito es su ubicación. Su equidistancia entre Sevilla y Barcelona puede ser algo determinante a la hora de decidir. Además de ser, quizás, uno de los espacios más neutrales que pudieran albergar dicho encuentro, los dirigentes del club quieren que la final se celebre ahí. Sería un estreno soñado para este gran estadio.

La opción de jugar en el Bernabéu sigue ahí, sin embargo, la alternativa al Wanda que más fuerza parece tener es Mestalla. El cuadro valencianista ese fin de semana no juega como local, lo que podría hacer que se alojara allí la final. Por otro lado, los problemas que se le plantean al Sevilla FC para que esta se dispute en el estadio nervionense son la capacidad (42000 espectadores) y la condición de finalista del club.

A parte de Wanda, Bernabéu, Mestalla y Pizjuán hay más cartas que barajar sobre la mesa. Entre ellas el Estadio de la Cartuja, el RCD Espanyol Stadium, e, incluso, San Mamés, todas ellas minoritarias. Habrá que ver como evolucionan las diferentes propuestas, todo se decidirá el próximo lunes.

COMMENTS

WORDPRESS: 0