El pitido final del encuentro que enfrentó al Sevilla contra el Atlético de Bilbao en San Mamés sirvió para dar por terminada la primera vuelta de ambos conjuntos. Los hispalenses, a pesar de la última derrota en Bilbao, han conseguido mantener su buena forma a lo largo de estos meses de competición, valiéndole para colocarse como terceros en la clasificación con treinta y tres puntos. Sin embargo el buen trabajo de los de Machín no ha sido suficiente para superar aquella histórica primera vuelta en la que Jorge Sampaoli dirigía el conjunto nervionense. A pesar de esto, y aunque las comparaciones son odiosas, los jugadores sevillistas pueden sentirse muy orgullosos de haber fraguado la segunda mejor primera vuelta de las últimas diez temporadas.

Cuestión de diferencias

Como veníamos diciendo, fue Jorge Sampaoli quien logró la mejor primera vuelta de la historia del Sevilla. En efecto, el técnico argentino supo hacer que el grupo de la temporada 16/17 terminara la decimonovena jornada como segundo clasificado con cuarenta y dos puntos. Con trece victorias, tres empates y tres derrotas los rojiblancos conseguían ponerse a tan solo un punto del liderato que ostentaba el Real Madrid, dejando incluso que los más optimistas vieran posible hacerse con el campeonato. Además, con cuarenta y dos tantos a favor, el Sevilla se colocaba como tercer equipo más goleador de la competición y la plantilla como una de las más efectivas de la historia del club.

Si se hace una comparación entre los números de aquella temporada y los de la actual uno podría sorprenderse con razón. No es para menos. Y es que, con cuatro victorias menos, tres derrotas más y once goles menos a favor, el Sevilla de Machín ha terminado la primera vuelta tan solo a un puesto de igualar la gesta de hace dos temporadas. Además, por si todavía alguien no le ha quedado claro que la magia del fútbol tiene cosas de este tipo, hace justamente diez años los de Nervión obtuvieron números prácticamente iguales, solo que en aquella ocasión les valió para ir sextos.

Dice un antiguo refrán (aunque quizá no muy conocido) que el segundo es el primero de los perdedores, pero es posible que no siempre sea del todo cierto y, aunque es verdad que este Sevilla podría haber igualado al de Sampaoli, también lo es que las pequeñas diferencias entre entonces y ahora han sido suficientes para sentirse ganadores con esta segunda mejor primera vuelta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here