La llave de Calero podría estar en la Bahía de Cádiz

La llave de Calero podría estar en la Bahía de Cádiz

El defensa de la Real Balompédica, Kibamba, entraría en la operación como moneda de cambio.

Machín: «El liderato es meritorio»
Insisten desde Italia en que hay contactos por Miranda
Caparrós descarta a un habitual en la convocatoria ante el Valladolid

Hace semanas que se conoce el interés del Sevilla por el central del Real Valladolid, Fernando Calero. Interés que esta redacción ha publicado en contadas ocasiones y que, conforme se acerca la apertura del mercado invernal, cobra mayor fuerza. No obstante, la salida del jugador de Pucela no será fácil, ya que el director deportivo, Miguel Ángel Gómez, ex de la secretaría técnica hispalense en tiempos de Monchi, exige la cláusula de 11 millones de euros. Sin embargo, la llave para la salida de Calero del cuadro albivioleta podría estar en la Bahía de Cádiz, concretamente, en la Real Balompédica Linense.

En el seno de la entidad sevillista, saben que están ante una temporada que podría ser histórica. La marcha del equipo no puede ser mejor, ocupando el liderato en la jornada decimotercera. De mantener este ritmo hasta las últimos diez jornadas del campeonato, el Sevilla podría pelear por el título, como ya hiciera en la temporada 2006-2007. Pero, para ello, es necesario reforzar el equipo para dar descanso a los jugadores titulares que, en este tramo de la temporada, empiezan a acusar el esfuerzo.

El Sevilla necesita urgentemente un central y un delantero, a lo que habría que añadir un centrocampista, después de la lesión de Gonalons, que estará de baja unos tres meses más. Para la defensa, el que más gusta en Nervión es Fernando Calero, central de 23 años del Valladolid. Como ya publicó La Colina de Nervión, la intención del club hispalense es comprar al jugador y dejarlo cedido en el conjunto vallisoletano. Pero, dadas las circunstancias deportivas, el jugador podría vestir la camiseta sevillista ya a partir de enero para reforzar la zaga.

Moneda de cambio

Lógicamente, el Valladolid, cuyo director deportivo es un ex sevillista, Miguel Ángel Gómez, no va a dejar marchar a Calero tan fácilmente. Exige el pago de la cláusula, estipulada en 11 millones de euros. Sin embargo, existe una posibilidad de que Calero pueda salir por menos dinero. Y es aquí donde entra en juego un tercer actor, Baron Kibamba, defensa congoleño de la Real Balompédica Linense, según publica el diario Europa Sur.

El zaguero, cuya cláusula es solo de un millón de euros, es del gusto del Valladolid, que controla muy bien el mercado de Segunda División B, en busca de jóvenes promesas que explotar en el futuro. Pero también el Sevilla vigila muy de cerca al congoleño. De modo que podría producirse una operación a tres bandas. El cuadro pucelano no quiere desprenderse de Calero, al menos que llegue otro jugador que le sustituya. Así que una opción sería que el Valladolid fichara a Kibamba y dejara marchar a Calero al Sevilla. O bien, como recoge Europa Sur, el Sevilla podría hacerse con los servicios del central congoleño y cederlo al Valladolid, a la vez que Calero pondría rumbo a Nervión.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0