Una de las principales incógnitas que surgieron allá por el mes de junio, cuando Pablo Machín llegó a Sevilla, era su sistema. Parecía que el jugar con tres centrales aportaría al equipo la solidez defensiva que no se consiguió la temporada anterior ni con Berizzo ni con Montella. Gnagnon, Sergi Gómez y Wöber han sido los fichajes para reforzar esa línea pero solo el español ha conseguido asentarse en el once. La defensa está siendo muy criticada y Monchi lo sabe.

Defensa sin rendimiento

El Sevilla ha recibido esta temporada 65 goles en 56 partidos, con una media de 1,16 goles por partido. Es una media alta que la gran pegada y la capacidad goleadora del equipo han conseguido tapar. Pero los datos están ahí. Es cierto que la cantidad de  goleadas recibidas la temporada anterior ha disminuido, pero el conjunto de Nervión ha perdido muchos puntos por fallos defensivos grotescos. Sin ir más lejos, los tres goles recibidos en el partido del pasado domingo ante el Getafe vinieron de errores graves. Es por ello que varios defensas, sobre todo los centrales, están siendo el objetivo de las críticas. Kjaer es uno de los más criticados, pues su alto precio no se está viendo reflejado en el nivel sobre el césped. La afición piensa que los nuevos fichajes no han rendido como deberían. Carriço y Mercado son los únicos centrales que están siendo regulares y, cada vez que son de la partida, el equipo recibe menos goles. El portugués es un talismán, pues el porcentaje de derrotas disminuye considerablemente cuando se encuentra en el campo.

Entradas y salidas

Se prevé un mercado de verano intenso en cuanto a la parcela defensiva se refiere. Tanto por la llegada de Monchi como por la necesidad de reforzar esa zona del campo, serán varios los movimientos que se produzcan. Mercado aún no ha renovado y su contrato termina este mes de junio. Por Kjaer ya se han recibido ofertas, sobre todo del AC Milan, y todo hace indicar que no vestirá la camiseta sevillista la próxima campaña. Gnagnon no ha podido demostrar su valía, pero en el club saben que es un jugador joven con mucha proyección, al igual que Wöber. En Sergi Gómez también se confía a pesar del bajón en su rendimiento. En cuanto a las nuevas altas, han sido varios los nombres relacionados con el Sevilla. Koundé, Matheus Guedes o Kalulu son algunos de los jóvenes centrales que Monchi tendría en su libreta. Habrá que esperar al mercado estival para saber si se producirá una revolución en la defensa sevillista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here