El Sevilla recibirá al Celta de Vigo antes del parón por selecciones y debe vencer a los gallegos para llegar con cierta tranquilidad y confianza. La dinámica que arrastra el Sevilla es muy positiva. Ha firmado goleada tras goleada pero en la noche del jueves, pinchó en Rusia ante el Krasnodar parando una racha muy buena en cuanto a juego y resultados. El Celta de Vigo es el rival a batir para retomar el camino correcto y no ceder ante presiones superadas.

Tres puntos Champions

De ganar, el Sevilla se asentaría en la zona Champions con 16 puntos y si se dan distintas situaciones, podría dormir como líder. A día de hoy, asegurar una plaza para la máxima competición continental es el objetivo número uno en cuanto a LaLiga se refiere donde el Sánchez-Pizjuán debe ser un fortín. Y es que la apretada clasificación hace más difícil esta tarea. El Sevilla debe ganar y esperar un tropiezo de sus competidores.

Las tres victorias consecutivas que encadena el Sevilla en Liga colocan a los nervionenses como los favoritos para llevarse el duelo ante un Celta que suma tres empates consecutivos. Eso sí, de llevarse el partido el Celta, los vigueses empatarían a puntos con el Sevilla, por lo que no están de paso en la capital andaluza.

Tropiezo europeo

La necesidad de ganar es inevitable. El Sevilla atraviesa su mejor momento de la temporada y no puede permitirse soltar el pie del acelerador. Menos ahora que llega con la intención de superar el bache sufrido ante el Krasnodar en Rusia. Tres puntos que lo hubiesen colocado en lo más alto de la fase de grupos de la Europa League. 

Es por ello que necesita reinventarse antes del parón liguero. Para no volver a unas dudas que se disiparon hace ya varias semanas. Todo pasa por ganarle al Celta, tanto mantener una plaza Champions como recuperar sensaciones olvidadas en Rusia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here