Sarabia durante un lance. Imagen | La Liga,

Volvió la magia de LaLiga al Ramón Sánchez-Pizjuán. El Sevilla FC se presentó en competición liguera ante un necesitado Villarreal, que cayó en la primera jornada ante la Real Sociedad. El submarino amarillo llevaba seis años sin ganar en el templo sevillista, aliciente que sirvió para avivar más aún si cabe la partida. La afición recibió a los suyos cantando al unísono el himno de El Arrebato y, por medio, un espectáculo de luces. Sin embargo, no fue suficiente para empujar al conjunto local que acusó el calor y la falta de pegada. El cero a cero campeó durante todo el encuentro en el marcador sin que nadie encontrara la llave para desequilibrarlo.

En el inicio del duelo entre ambas escuadras, el esférico estuvo muy disputado. Tanto Sevilla como Villarreal intentaron imponer su filosofía en los primeros compases. Por medio de jugadas a balón parado llegaron las primeras ocasiones. Roque Mesa, a la salida de un córner, disparó desde la frontal y se encontró con una maravillosa respuesta de Asenjo, convirtiéndose en el primer tiro a puerta del encuentro. El conjunto entrenado por Calleja ejerció una fuerte presión tras pérdida que, sumado a la intensidad sevillista para robar el balón en campo contrario, provocó una bonita batalla en el centro del campo.

André la tuvo

El ariete portugués del Sevilla, en pleno estado de forma tras su triplete ante el Rayo Vallecano, tuvo en sus botas la mejor ocasión de la primera mitad. Recibió un balón de Escudero, se revolvió a la perfección dentro del área volviendo loco a su marcador y su posterior remate salió lamiendo la cepa del palo derecho. Los de Machín comenzaron a sentirse cada vez más cómodos en el terreno de juego. Utilizaron la banda derecha para hacer daño. Jesús navas se hizo dueño de la misma y generó multitud de situaciones de peligro. El primer tiro a puerta del Villarreal llegó en el minuto 28. Fornals se atrevió desde la frontal y Vaclik sacó la mano abajo para desbaratar el chance. El guardameta sevillista volvió aparecer en el minuto 39 para repeler un remate a bocajarro de Ekambi. En los últimos diez minutos de la primera mitad, el ritmo se pausó, consecuencia de las altas temperaturas e intensidad en cada balón dividido. El Sevilla fue ligeramente superior pero no encontró la velocidad en el juego interior que si tuvo en Vallecas.

El submarino amarillo arrancó la segunda mitad con una marcha más que los andaluces. Pablo Fornals hizo mucho daño a la defensa sevillista, pero sus malignas intenciones terminaron topándose con Kjaer. El central danés cuajó un encuentro a la altura de las expectativas que creó en el pasado Mundial. El partido fue ganando en ocasiones y ahora le tocó al Sevilla. Escudero mandó un balón al segundo palo, Sarabia remató picado y Silva no llegó a empujarla ante la presencia de dos rivales. Los locales intentaron una y otra vez mandar balones desde los costados hacia André Silva, pero se encontraron una y otra vez con la defensa visitante.

Vaclik y la falta de acierto

El partido del checo fue para enmarcar. Siempre seguro bajo palos, volvió a ser providencial, esta vez en el minuto 68, cuando le sacó un mano a mano al ex sevillista Carlos Bacca, quien tras la acción, pidió perdón a la afición. Al Sevilla le costó mucho trabajo abrirse hueco en la defensa rival y apenas tuvo oportunidades reales de peligro en el último tramo de encuentro. En el minuto 80 se vivió un momento de tensión en una caída de Escudero, en la que el vallisoletano se hizo daño en el brazo y tuvo que salir del campo en camilla. La afición pidió la tarjeta para Dani Raba, por hacerle la cama al vallisoletano y provocar su caída, pero quien la vio fue Sarabia por protestar la acción. A un minuto del final, André Silva tuvo una ocasión clamorosa para poner el primero. El portugués se encontró un balón suelto en el área y la batalla por el balón la ganó Asenjo. Justo después, Ben Yedder mandó un balón al poste. 

Ni los cambios, ni el empuje en los últimos minutos trastocaron el rumbo de un encuentro que pareció destinado a terminar en tablas. Pablo Machín se estrenó como local en Liga con su nuevo club con un empate, sumando así, cuatro puntos en la clasificación. El Villarreal, por su parte, estrenó el casillero con un punto. La falta de pegada volvió aparecer en Nervión. 

Ficha Técnica

Sevilla FC (0): Vaclik, S. Gómez, Kjaer, R. Mesa, Banega(Gonalons 61′), André Silva, J. Navas (C), Sarabia, Escudero, Vázquez(Aleix 61′) y Mercado.

Banquillo: Juan Soriano (P. S), Ben Yedder, Aleix Vidal, Muriel, Gonalons, Arana y Gnagnon.

Villarreal CF (0): S. Asenjo, Mario Gaspar (C), Álvaro, Caseres, Víctor Ruiz, Gerard, P. FornalsI(Bacca 60′), M. Trigueros. Pedraza, Toko Ekambi(Costa 60′)  y S. Cazorla(Raba 77′).

Banquillo: Andrés Fernández (P. S), Funes Mori, Bacca, J. Costa, Raba, M. Layún y Morlanes.

Goles: No hubo goles en Nervión.

Árbitro: D. Undiano Mallenco del Comité Navarro. Amonestó a Gaspar 4′, Mercado 42′ y Sarabia 81′, Kjaer 90′.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here