La disyuntiva de la Supercopa de España

La disyuntiva de la Supercopa de España

La Real Federación Española de Fútbol fijó en el día de ayer unas condiciones totalmente opuestas a lo exigido por el club hispalense.

El FC Barcelona se lanza a por Lenglet
Nuestro fondo de inversión | Jul y Gan, la opinión de Manuel Machuca
La marcha de Lenglet al Barcelona, oficial

Durante la tarde de ayer se hizo pública, por parte de la Federación Española de Fútbol, la fecha oficial en la que se disputará la Supercopa de España. El 12 de agosto, a partido único y en una sede neutral, una decisión totalmente opuesta a las pretensiones del Sevilla FC, que por exigencias del calendario y por incluir esta competición en abono, esperaba disputar este título a doble partido. La fecha, ya inamovible, plantea una clara disyuntiva entre el sevillismo: mantenerse firme ante un claro despropósito contra la entidad hispalense o aprovechar una oportunidad idílica para vencer al FC Barcelona a partido único.

Oportunidad única

El Sevilla se volverá a medir al FC Barcelona en una final, tras la paupérrima actuación de los rojiblancos en la reciente final de Copa del Rey disputada en el Wanda Metropolitano, en la que encajaron una goleada ante el conjunto catalán. El club de Nervión publicó ayer un comunicado en su página web en el que mostraba su rechazo a la decisión impuesta por la RFEF, pero en el que dejaba claro que disputarían dicha final. La del 12 de agosto será la séptima final que disputen estos dos equipos entre sí, con un claro balance favorable al FC Barcelona que ha conseguido tocar plata en cinco de seis ocasiones. Por la enjundia del rival, las condiciones en las que se disputará la Supercopa de España son idílicas para poder vencer a los blaugranas, ya que a doble partido y con la vuelta en el Camp Nou, hubiera sido una auténtica hazaña conquistar el título frente a uno de los mejores equipos del mundo.

Escudero: “Hay que darle su importancia y su hueco al Sevilla, un grande”

Uno de los capitanes del Sevilla FC, antes de conocer el anuncio oficial de la RFEF, pedía que se tuviera en consideración las pretensiones del conjunto sevillista. Pues bien, lejos de eso, desde la RFEF han priorizado los compromisos amistosos del FC Barcelona a las fechas oficiales que el Sevilla FC tiene por delante durante el mes de agosto. El malestar entre el club y la afición es totalmente palpable. Desde la capital andaluza se exige respeto y compromiso con la institución sevillista, la cual ha sido claramente pisoteada ante las peticiones del conjunto catalán. Muchos son los que han pedido que el Sevilla FC, en un acto de rebeldía ante lo establecido, no haga acto de presencia en la final de la Supercopa de España. No obstante, esta acción le costaría al club hispalense una grave sanción que podría a afectar a otras competiciones nacionales. Por lo que lo más sensato será buscar otra forma de rebelarse ante este despropósito y pasar, una vez más, por el aro.

Circo radiofónico

Durante la noche de ayer, Pepe Castro y Luis Rubiales, mantuvieron una bochornosa disputa en la Cadena Cope y la SER, en la que ambos se acusaban de falsedades a la hora de tomar la decisión de la fecha en la que se disputará la Supercopa de España. Por un momento parecía que estábamos ante uno de los programas de José María García, en riguroso directo, al filo de la medianoche y con un combate radiofónico que ha ofendido y avergonzado, más si cabe, a una afición sevillista acostumbrada ya, a malas decisiones por parte de los dirigentes del club. El ambiente de crispación que se ha establecido desde el comienzo del mandato de Pepe Castro, al que su propia afición ve sin capacidad de decisión alguna, se ha agigantado tras el espectáculo ofrecido ayer en las ondas. Un espectáculo, que más que hablar de la figura del presidente, mancha al Sevilla FC como entidad ante toda España, algo inadmisible para el aficionado sevillista y por lo que pedirá explicaciones. Cuando parecía que todo apuntaba a un verano tranquilo, la fecha de la Supercopa y el posterior mitin radiofónico, han dado comienzo a una nueva estación veraniega convulsa para el Sevilla FC y su afición.

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    María 1 semana

    Castro llamó desde una reunión que se estaba desarrollando en el consejo de administración del Sevilla a Rubiales y le dijo q le parecia perfecto Tánger, pero que lo anunciará como algo impuesto por la AFE para no tener problema con la afición…¿D qué estamos hablando?… Que nadie vaya a Tánger ni aunque el impresentable regale las entradas….que vaya el con sus secuaces