El Sevilla ganó al Liverpool por la mínima en un partido en el que Joris Gnagnon fue expulsado. El galo dio una patada sin sentido, por detrás y sin posibilidad de jugar el balón al defensor del Liverpool Larouci. El jugador tuvo que ser sustituido y el defensa del Sevilla vio la roja directa.

Unos minutos después del partido, Joris Gnagnon ha publicado una disculpa en Twitter. El francés expuso lo siguiente

Me gustaría pedir perdón al Liverpool, la familia del jugador y a sus aficionados. Actos odiosos como el que he cometido no deberían verse en un campo de fútbol. Todos mis ruegos hacia el jugador y esa familia. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here