La situación de Éver Banega en el club ha cambiado en apenas meses, pues ha pasado de ser una pieza irreemplazable a que se le busque una salida. La actitud del jugador en los últimos partidos no fue la deseada por la directiva y, unido al deseo de volver a Argentina del jugador, parece que esto solo tiene un final, su salida.

Sin compromiso

El centrocampista argentino ha cuajado una temporada mediocre, yendo de más a menos. No ha conseguido cumplir las expectativas que había sobre él y, además, ha visto demasiadas tarjetas para un jugador de su posición. Banega ha sido el jugador al que más veces le han mostrado la cartulina amarilla, hasta en quince ocasiones, y la roja, en dos. Ante esto, el club tomó represalias multándole, pero aún así Banega parece estar más fuera que dentro. La situación actual es muy complicada, todo apunta a que jugador y club están destinados a separarse.

Vuelta a casa

El club sevillista, ante la temporada del jugador, está dispuesto a dejarlo salir si viene una buena oferta. En la carrera por hacerse con los medios del argentino, Boca Juniors parece tener ventaja. Éver Banega es un Xeneize más y, por parte del centrocampista, no habría problemas en volver. Sin duda alguna el tema Banega está siendo el culebrón en Nervión desde que acabó la temporada y todo apunta a que no serán unas negociaciones rápidas y sencillas.

Difícil sustituirle

Si algo es totalmente cierto de Éver Banega, es que ha sido la pieza fundamental del once sevillista durante muchos años. Es el jugador que le da el control absoluto al equipo, si el argentino juega bien, el equipo funciona. Es una posición complicada la suya, pues su importancia en el juego hace que sea muy complicado buscarle un sustituto. Monchi baraja muchos nombres en su agenda para el centro del campo, como el de Téji Savanier, pero aún queda todo el mercado, el cual promete ser muy movido en Nervión.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here