La crisis del Femenino reparte responsabilidades en el Sevilla

La crisis del Femenino reparte responsabilidades en el Sevilla

Las de Paco García acumulan siete jornadas consecutivas perdiendo.

Última final contra el eterno rival
Teresa Rey, inteligencia táctica para el mediocentro
Nuevo duelo vital, el Valencia Femenino

No corren buenos tiempos por la sección femenina del Sevilla FC. Actualmente el femenino ocupa la penúltima posición con seis puntos y ya se ha cumplido un tercio de la Liga Iberdrola. La situación es crítica, ya que con un presupuesto aceptable y mejor plantilla que el año pasado, el equipo está sufriendo más de lo debido. Ni la reciente victoria en la Copa de la Reina frente al EDF Logroño ha cambiado la dinámica de un equipo que cosechó su séptima derrota consecutiva ante el Valencia el pasado día 28 de noviembre. Existe un problema y sería injusto individualizar las responsabilidades.

Jugadoras

Actualmente hay integrantes en la plantilla que no están a su mejor nivel y el equipo lo nota. Es el caso por ejemplo de la delantera Jenni Morilla. La temporada pasada fue clave para lograr la permanencia y aún no se ha estrenado este curso -hay que apuntar que tampoco está contando con muchos minutos- o Noelia Gil, que ha recibido diez tantos en cuatro encuentros y en algunos, podría haber hecho más. Luego está el caso de jugadoras a las que el sistema no les permite sacar a la relucir todas sus cualidades, como Nagore Calderón. El 4-4-2 hace que la madrileña reciba el balón lejos del área y provoque que su preciso último pase no llegue con tanta efectividad. A todo ello, hay que sumarle la falta gol y contundencia atrás. Pero el gran problema que están teniendo las jugadoras a día de hoy es, el factor psicológico. El equipo se encuentra sumido en un bajón anímico provocado por la situación, lo que hace que la confianza esté bajo mínimos y si una futbolista no tiene confianza, difícilmente podrá demostrar todo su potencial. No es un problema de actitud, es de confianza. Lo único que no se le puede achacar a la plantilla es el trabajo y sacrificio que realizan día a día.

El cuerpo técnico

Cuando el estado de un equipo no es bueno, sean cual sean las circunstancias, se señala al entrenador. Paco García y Sergio Jiménez llegaron la pasada temporada y cumplieron el objetivo: la permanencia. Ambos superaron momentos difíciles que se dieron en la 2017/18 como la inesperada salida de Martina Piemonte o la baja de Paco García por problemas de salud. Pero en este curso, el ambiente que se respira ha cambiado. El Sevilla FC Femenino con mejor plantilla, suma tres puntos menos que el año pasado en la misma jornada, siendo en aquel tiempo, un recién ascendido. La sensación que se transmite es, que no se le está sacando el máximo partido al colectivo y los errores, se están repitiendo jornada tras jornada. Al principio era la falta de concentración desde el inicio, luego la ausencia de firmeza arriba y abajo, las sustituciones a destiempo… y cuando no era una cosa o la otra, la actuación arbitral dejaba que desear. Pero lo cierto es, que el equipo no levanta cabeza y el tiempo corre en su contra. Hay que apuntar que por la predisposición en muchos encuentros, el Sevilla no merece la posición que ocupa, el factor suerte también ha influido en la obtención de resultados negativos.

La dirección deportiva

El área femenina del Sevilla FC está encabezada por Amparo Gutiérrez, ex futbolista y capitana del conjunto sevillista. La confección de la plantilla no ha sido mala, ya que se han traído futbolistas con talento, además de lograr la renovación de la columna vertebral que consiguió la permanencia -a excepción de Pamela Tajonar que recibió una oferta irrechazable procedente del FC Barcelona- . Desde los despachos, el paso adelante que se exigía, se ha dado. El único ‘pero’ sea quizás, el exceso de juventud que hay en el equipo, lo que provoca que aún no sepan controlar ciertos momentos o situaciones. Por el momento, la dirección deportiva no se plantea cambiar de entrenador pese a los malos resultados, pero la realidad actual refleja que como no se tomen cartas en el asunto, de una manera u otra -toque de atención, cambiar de entrenador o acudir al mercado de invierno-, el Sevilla FC Femenino lo puede pasar mal esta temporada. 





COMMENTS

WORDPRESS: 0