La afición, en alerta con Sarabia

La afición, en alerta con Sarabia

El centrocampista madrileño cumple contrato en junio de 2020 y su prolongación sigue en el aire.

Los relevantes datos que desconoces sobre la victoria del Sevilla en Roma
Sarabia no consuma su renovación
Obligado ser fiel a sí mismo

Pablo Sarabia es el mejor jugador del Sevilla en lo que va de temporada. Sus números no ofrecen ninguna duda: catorce goles y siete asistencias. Además de eso, su aportación al juego que quiere Machín se ha vuelto indispensable. La posición de mediocentro ofensivo le viene como anillo al dedo y tanto André Silva como sobre todo Ben Yedder lo agradecen.

Sus números a fondo

El jugador sevillista es el máximo goleador del club con sus catorce dianas, una más que Wissam. Buenos números que, viendo su posición, son mucho más meritorios. Pero la temporada de Sarabia en Nervión no sorprende, pues en sus dos temporadas y media en el club los datos siguen siendo de auténtico crack: 34 goles y 29 asistencias. Hay que tener en cuenta que no ha llegado a ser titular indiscutible hasta esta temporada, pues ni con Sampaoli ni con Berizzo consiguió asentarse en el once. En la temporada 16/17 consiguió once goles y doce asistencias, y en la 17/18 nueve goles y diez asistencias.

Valor de mercado

Tras el descenso del Getafe en 2016, Monchi fichó al madrileño por menos de un millón de euros, una cantidad insignificante en relación a las cifras en las que se mueve el mercado hoy en día. Otra más del mago Monchi. Cuando llegó a Sevilla su valor era de cinco millones de euros, según Transfermarkt. Tras la primera temporada, su valor ascendió a los quince. Este verano, tras finalizar la pasada temporada, en la que fue de los pocos que dio la cara, su valor subía cinco millones más. Pero ha sido el rendimiento de esta temporada el que ha disparado su precio hasta niveles impensables. Actualmente, su valor de mercado es de 35 millones, algo que no concuerda con su cláusula de rescisión, que es de solo 18.

Polivalencia

Una de las características más importantes y que más gustan a un entrenador es la polivalencia. Y Pablo la cumple con creces. En su estancia en el club ha llegado a jugar hasta de lateral izquierdo, pasando por todas las posiciones del centro del campo, y alguna que otra vez siendo el referente en ataque. Por eso ha alcanzado tal importancia en el equipo que el club debe hacer un esfuerzo histórico si no quiere que uno de sus mejores jugadores en lo que va de siglo se vaya. Su cláusula invita a ello y muchos clubes lo saben. Dieciocho millones para algunos clubes no son nada. Atlético, Madrid o Real Sociedad son algunos de los clubes que han pensado o están pensando en pagarlos. El lunes, Castro fue preguntado en ABC sobre las renovaciones de Sarabia y Banega. El presidente respondió que no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo. Además, Caparrós en varias declaraciones ya ha dejado entrever que las negociaciones van según lo previsto. La dirección deportiva debe ponerse las pilas porque si pagan la cláusula el sevillismo nunca lo perdonará.

COMMENTS

WORDPRESS: 0