Prieto: “Mejorar al Sevilla es muy difícil”

Prieto: “Mejorar al Sevilla es muy difícil”

Llamativas vinculaciones al Sevilla desde Italia
Más de 45 millones para cerrar la plantilla
El Atlético de Madrid, rival para los cuartos de Copa

José Miguel Prieto, el tiburón. Un clásico en la zaga sevillista en la década de los 90. Formó grandes parejas defensivas con Martagón o con Pablo Alfaro y defendió a muerte el escudo hasta en los peores años. Militó en el Sevilla Fútbol Club desde 1989 hasta 2003, el año en el que se retiró a causa de una serie de lesiones. Llegó a Nervión con tan solo 17 años y pasó toda su carrera como jugador sevillista. Actualmente, es comentarista en la Cadena Cope para los partidos del Sevilla.

A continuación te ofrecemos dos formas de seguir nuestro Cara a Cara con Prieto, en formato audiovisual o en formato prensa.

La Colina: Buenos días José, encantado, un placer tenerle aquí con nosotros.

Prieto: El placer es mío.

LC: Para muchos sevillistas es conocido como “el tiburón” Prieto. ¿A qué se debe ese apodo?

P: (Risas) Bueno, ese apodo es… realmente fue un apodo casual, como la mayoría. Yo era muy jovencito, vine aquí con 17 años para 18 y cuando los primeros años míos, la pareja de centrales era Diego uno de ellos, Pepe Salguero… He tenido grandes compañeros. Entonces, Diego, por aquella época, de broma, empezó a apodarme “tiburón, tiburón, tiburón”. Le entrevistó por aquella época, creo que fue José María García, para un partido del Madrid y yo podía jugar ese partido porque había lesiones. Entonces, dijo: “va a jugar el tiburón”, y ahí se quedó como “el tiburón”. La verdad es que es un apodo que lo hizo suyo la gente y yo siempre me he sentido muy cómodo con él y muy identificado, porque la mayoría de las veces te lo dicen con mucho cariño. Si no le acompaña otra palabra al tiburón, lo dicen con muchísimo cariño.

LC: Ya hemos visto que ha jugado muchas temporadas en el Sevilla y ha sido un jugador importante, llegando a ser capitán del club. ¿Cómo se describe Prieto en su etapa como futbolista?

P: Yo nunca he sido muy bueno para describirme, la verdad. Si me tuviera que describir de alguna manera, creo que un jugador que está catorce años en un club, cuanto menos, es resistente. Aguantar los avatares de la permanencia en un club con los altibajos que nosotros sufrimos de descensos y ascensos, cuanto menos, resistente. Otro aspecto… creo que siempre he sido un hombre fiel. Los valores, para mí, de la fidelidad siempre han sido muy importantes. Luego lo demás; algunas veces ha habido años de muchos aciertos, ha habido años en los que no he tenido tanta fortuna y no han salido las cosas bien, pero si me tuviera que definir, así sería.

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

LC: Claro, llegó al club con 17 años era muy joven…. ¿Qué sintió cuando siendo un muchacho ficha por un club como el Sevilla?

P: Bueno tuve la gran fortuna de que yo jugaba en el Albacete. Empecé a ser internacional en categorías inferiores y tuve la fortuna, de esas cosas que pasan en la vida, que el entrenador mío era Julián Rubio, que había sido jugador del Sevilla, mítico jugador del Sevilla. Entonces, cuando un jugador joven en un equipo de 2ªB va a la selección, normalmente, siempre aparecen equipos que quieren firmar a ese jugador. Entonces, yo tenía dos o tres ofertas muy interesantes, pero claro, Julián influyó mucho en mí para que viniera aquí. El primer viaje que hice aquí, ya el club y la ciudad me cautivaron. Gran parte de la responsabilidad de que yo viniera fue de Juan Arza, que fue el mediador en mi fichaje, y, luego, Luis Cuervas, que apostó mucho por mí y yo era un crío. La verdad es que era una apuesta que no era muy arriesgada económicamente, aunque sí en aquella época, pero lo que me cautivó fue el interés. Entonces, desde el primer momento son de esas cosas, de relaciones, que funcionan muy bien desde el inicio.

“El primer viaje que hice aquí, ya el club me cautivó y la ciudad me cautivó”

LC: Desde entonces estuvo 14 años, que se dice pronto, defendiendo el escudo del Sevilla. ¿Nunca sintió el impulso de salir del club y probar aires nuevos?

P: Sí, impulsos sí y situaciones que lo provoquen también porque en 14 años pasas por muchos altibajos, ya tanto la institución, el club, como tú personalmente, el equipo… y sí, he tenido oportunidades. Lo que pasa es que cuando tienes que tomar decisiones y pones en el deber y en el haber las circunstancias… mejorar al Sevilla es muy difícil, como club. Te puedes ir al Madrid o al Barcelona, poco más. Entonces, las circunstancias en las que yo pude salir… había una situación que a mí me generaba mucha inquietud, que era irme cuando las cosas no iban bien. Yo nunca quise eso y prueba de ello es que cuando el equipo descendió, las dos veces, yo tuve oportunidad de irme a equipos de Primera y me sentía responsable del descenso y no quería irme con la responsabilidad esa. Entonces, me mantuve y luego, pues bueno, también en otros momentos que yo me podría haber querido ir, no tuve la oportunidad.

“Mejorar al Sevilla es muy difícil”

LC: Después de una trayectoria entera en el Sevilla, ¿es el club de su vida?

P: Sí, sí, sí. Yo me crié en el Albacete y jugué desde muy jovencito, desde los 9 años hasta los 17 y, luego, el Sevilla para mí lo ha sido todo. Es el club donde yo me he formado como jugador, como persona. Luego yo me sentí también muy identificado con la Selección Española el tiempo que fui, porque me ayudó mucho a formarme, pero el Sevilla ha sido mi casa, mi club y cuando algo se te mete dentro, es muy complicado que lo saques. Te puedes ir a otro sitio, yo tuve la fortuna de que no me fui, con lo cual no he tenido que tener esa dualidad de dos clubes que influyan en ti. He tenido esta ciudad, este club y esta afición, con lo cual, poco más tengo que decir.

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

LC: Llegó a ser internacional con las categorías inferiores de la Selección, llegando incluso a obtener un tercer puesto en la Eurocopa sub-21 de Francia en 1994. Allí había jugadores de la talla de Zidane, Figo, Cannavaro… y fue el capitán de aquella Selección. ¿Cómo vivió aquella Eurocopa?

P: Fue muy bonita, fue muy bonita. Realmente, nosotros tuvimos una… En la época mía de selecciones, nosotros empezamos como grupo a funcionar en la sub-16 y de ahí llegamos hasta la Olímpica. En ella tuve la mala fortuna de lesionarme antes de las olimpiadas y no pude participar en ellas, pero es verdad que ese proceso de sub-21… Yo estuve en dos procesos, en primer equipo y en el segundo equipo, primero como muy jovencito y después como muy mayor. En la etapa mía de capitán, fue un lujo tener esa Selección. En esa selección estaba Kiko, estaba Julen Guerrero… había jugadores increíbles y teníamos una Selección magnífica. Aitor Karanka, Santi Denia… eramos una muy buena selección. Lo que pasa es que en esa época coincidimos con una Portugal… que era top. Portugal en categorías inferiores, en aquel momento, era top. Campeón del Mundo, de Europa… y daba la mala fortuna que siempre nos cruzábamos en semifinales y, por ejemplo, en esa Eurocopa, nosotros perdimos en semifinal 1-0 un partido muy injusto además. Perdimos 1-0 y luego conseguimos el tercer puesto ganándole a Francia, que fue un lujazo. Fue un lujazo porque, además, esa Francia, esa Italia, Portugal y España, de esas cuatro selecciones salieron los mejores jugadores de Europa y del Mundo durante mucho tiempo. Entonces, pertenecer a eso, estar en un momento determinado de la vida, en uno de esos, te hace sentir muy orgulloso, pero fíjate si no lo recuerdas ahora… hace ya mil años que no hablaba de ello.

LC: Después de tantos años defendiendo también a la Selección Española en las categorías inferiores, ¿veía con buenos ojos el salto a la absoluta?

P: Sí, yo tuve la fortuna de estar en las listas de la Olímpica. A pesar de estar lesionado el entrenador confiaba mucho en mí y, a pesar de haberme hecho daño, me mantuvo en la lista. Luego con la absoluta, siempre hubo esos rumores de poder acceder, pero en la época mía había unos centrales increíbles. O sea, los centrales de mi época… estaba Fernando Hierro, Aitor… Luego entró Nadal, estaba Abelardo… madre mía. Es que había cada central… que era muy, muy complicado poder acceder siquiera. En aquella época había muy buenos centrales de segunda línea y yo era uno de esos de segunda línea y podía haber ido en un momento determinado… pero bueno, el entrenador no lo creyó conveniente a pesar de que hablaron conmigo en muchas ocasiones nunca me olvidaron. La Selección siempre, conmigo, se ha portado… Siempre, la Federación, de una manera increíble.

LC: Vitolo, una de las estrellas del Sevilla actual. Ya ha debutado con la Selección absoluta y es uno de los jugadores más importantes del Sevilla. ¿Lo ve capacitado para la Eurocopa de Francia?

P: Sí, Vitolo tiene unas cualidades muy interesantes. Físicamente es un portento y luego, es un chico que sabe competir, que ha ido creciendo día a día y yo creo que, además, el seleccionador al final hace listas con respecto a perfiles de jugadores y características de los jugadores. Yo creo que Vitolo le da algo que no tienen los demás, porque te da una banda, te da otra banda, te puede dar una mediapunta… y es un jugador que tiene muchas cualidades para meterlo en una lista. Yo creo que tiene muchísimas opciones y además está en el momento dulce de su vida deportiva y lo tiene que aprovechar.

“Vitolo le da algo a la Selección que no tienen los demás”

LC: Como ya ha recordado, ha vivido dos descensos en el Sevilla. ¿Cuál de los dos fue más duro?

P: Los dos fueron muy duros. Yo creo que el primero. El primer año fue muy complicado. Además, se materializó en el campo del Oviedo; no se me olvidará en los días de mi vida. Fue un año, además, que nosotros… fue injusto que nos fuéramos a Segunda porque nos vimos muy solos. Directiva cambiante, entraban, salían… los entrenadores se iban. La plantilla siguió y permaneció luchando contra viento y marea y nos vimos muy solos y fue muy complicado porque esa generación no era una generación que se mereciera descender. En esa generación estaba Rafa Paz, estaba Jiménez, estaba Martagón… estaban jugadores que habían conseguido UEFAS anteriores y, por circunstancias de dinámicas de grupo y de mala gestión por parte del club, el equipo no pudo afrontar con nivel la categoría. Luego fueron muy duros los dos años siguientes en Segunda. La segunda vez ya fue un poco… era otro tipo de equipo, no tan poderoso como ese y fue una circunstancia del devenir de cuando tú vas deteriorando una plantilla a través de fichajes que no son de nivel alto. Al final estábamos jugando siempre en esa línea de mantenerte… no mantenerte… y cuando juegas en esa liga… pues puede pasar como pasó, que descendimos.

“El descenso en el campo del Oviedo no se me olvidará en los días de mi vida”

LC: A día de hoy, es impensable que el Sevilla descienda, ahora mismo es uno de los equipos más laureados de Europa, con 4 UEFAS, siendo el único que lo ha conseguido. Ha dado un salto de nivel grande con respecto a años anteriores. ¿Piensa que el Sevilla puede seguir con ese crecimiento en años próximos?

P: El Sevilla ha tenido dos etapas en estos últimos años, si hablamos desde que consigue éxitos, muy diferenciadas. Una primera etapa en la que han salido las cosas muy bien, que se construyó una plantilla a la que era muy difícil ganarle y que, además, se reestructuraba positivamente siempre. Otra, unos años después de conseguir la segunda UEFA, que el club empezó a traer jugadores… yo creo que no del nivel que el Sevilla precisaba y se empezaron a hacer cambios de entrenador no muy acertados. Eso influyó negativamente en el equipo y el bajón que ha tenido ha sido propiciado por eso. Estos últimos años, desde hace dos años, el nivel de fichajes ha aumentado. El acierto en los fichajes, la continuidad del entrenador… han sido muy importantes y ahora mismo hay una estabilidad en el club, en la institución y en la plantilla muy grande. Creo que va a ser muy difícil que el Sevilla entre en una dinámica en la que se hagan las cosas mal, pero en esto del fútbol pasan tantas cosas que… Por ejemplo, estamos viendo al Valencia que puede estar peleando con un equipo de nivel del Sevilla, luchando por no descender. Hacer las cosas mal es muy fácil, hacerlas bien es muy difícil.

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

LC: Uno de los artífices de hacer las cosas tan bien en estos últimos años ha sido Monchi, ¿no cree?

P: Sí, sí claro. Monchi, con su grupo de trabajo y el apoyo por parte del club, ha sido artífice de grandes fichajes y de otros no tan acertados… Claro que pertenece a un club que funciona bien y la dirección deportiva ha sido muy importante en que el club haya mejorado. Luego, creo que también los dos presidentes que han tenido, los tres que ha habido en esta época… Para mí, uno que está olvidado, pero que siempre ha sido un gran presidente, es Roberto Alés, que fue el que inició este ascenso del Sevilla a cotas superiores. Y luego, Del Nido, que en un momento determinado de su mandato como presidente hizo las cosas muy bien. Ahora Pepe Castro está haciéndolo muy bien. Entonces, tanto los presidentes como la gestión directiva por parte de los empleados, como son dirección deportiva, marketing y todo, han convertido al club en una institución mucho más sólida y estable. Luego, los entrenadores que ha tenido el Sevilla le han dado ese plus. Yo creo que es una mezcla de todo y hay que darle el mérito correspondiente a la dirección deportiva, porque lo ha hecho muy bien al igual que tuvo unos años en los que creo que el acierto en los fichajes fue… El perfil de jugador que se traía no era el adecuado y yo creo que el rendimiento del equipo fue influenciado por ello.

LC: Dos de las grandes apuestas deportivas este año, por parte parte de la dirección técnica, han sido Konoplyanka y Fernando Llorente, dos jugadores que, hasta ahora, no han rendido al máximo nivel esperado. ¿Por qué cree que no dan todo lo que deberían dar?

P: Es una pregunta muy interesante. Primero, porque son dos jugadores que elevan el nivel del sueldo medio mucho. Son jugadores que vienen con carta de libertad, con lo cual, esos jugadores suben el sueldo medio. El de ellos es más alto que el del resto. Eso tiene dos inconvenientes: que cuando un jugador del tipo alto se encuentra en un momento muy alto, como es el caso de Vitolo o de otro tipo de jugador, se va a querer tarar a esos sueldos… y esos sueldos son así porque no ha habido cuota de fichaje. Yo creo que los dos jugadores son muy buenas decisiones. El sueldo, a mí me parece muy alto porque puede generar una subida de todo el equipo, de la parte alta del equipo, y eso no lo puede soportar la institución. Pero creo que son dos jugadores que van a contactar con el grupo. Lo que pasa es que es un grupo que está muy hecho, con una estructura de funcionamiento muy hecha. Creo que tanto Konoplyanka, que es más talentoso y que se va a adaptar mejor a pesar de su condición de ucraniano, que eso le resta y luego, Fernando Llorente, que tiene que volver a ser el jugador que es, porque lo tiene. Lo que pasa es que un club, un equipo, que no está gestionado para jugar con un delantero de este perfil, los compañeros se tienen que adaptar a él y él a los compañeros también.

LC: ¿Considera justas las críticas que le han llovido a Llorente en muchos partidos?

P: Criticar es muy fácil, entender es muy complicado. Yo creo que nadie puede negarle a Llorente su implicación en el equipo desde que ha llegado. Lo que sí se le puede pedir es más acierto o menos acierto y es verdad que él no está en un nivel de acierto, en un nivel de intensidad, como merece el “9” del Sevilla. Tiene un delantero por delante que es Gameiro, que lo está haciendo increíble. Viene de un delantero como es Bacca, que ha sido mejor jugador europeo el año pasado y si no, ha estado peleando por ello, con lo cual es muy complicado. Yo creo que la crítica es injusta, lo que hay que darle es tiempo a los jugadores. Los jugadores necesitan y precisan tiempo.

“Llorente no está en un nivel de intensidad como la que merece el “9” del Sevilla”

LC: Este año ya se han jugado tres derbis, ¿ha visto alguno de ellos?

P: Sí los he visto todos.

LC: ¿Y cómo se sintió al verlos?

P: No hay, en este momento, posibilidad de lucha o de igualdad entre los dos equipos. Al igual que en otros procesos de esta última etapa del Sevilla había más igualdad, en este momento los dos equipos son totalmente diferentes. Es un equipo que se ha construido para estar arriba y un equipo que se ha construido para mantenerse en la categoría. Ahora mismo no sería justo para los aficionados del Betis que comparáramos porque estamos hablando de presupuestos, instituciones y de equipos diferentes. Ahora mismo son dos ligas diferentes. El Betis para poder competir con el Sevilla tiene que hacer un trayecto que el Sevilla ya ha desarrollado.

“No sería justo para los aficionados del Betis que comparáramos”

LC: Como jugador también jugó derbis, ¿cómo se sentía en el campo al jugar contra un equipo de máxima rivalidad como es el Betis?

P: Son partidos muy motivadores que prácticamente el entrenador tiene que hacer muy poco trabajo con los jugadores, porque los jugadores ya saben lo que se juegan y lo que es importante para la ciudad. Creo que el trabajo de los entrenadores en este tipo de partidos es concienciar a los jugadores de lo que se están jugando, de cara a lo que es el aficionado, y la responsabilidad de este partido para ellos. Yo me he sentido siempre muy bien y muy cómodo, porque necesitaba estar estimulado emocionalmente y estos partidos te estimulan mucho, con lo cual… el nivel de intensidad siempre era muy alto. He disfrutado mucho de los derbis, también me han hecho sufrir en algunos más de la cuenta, pero en la mayoría he disfrutado mucho. Son partidos que se viven durante toda la semana, son magníficos.

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

LC: ¿Es difícil estimular a los jugadores que llegan nuevos a la plantilla y que no conocen el ambiente de los derbis?

P: Sí, sí. Es complicado. Creo que pasa mucho por hacerles y transmitirles que el conductor de ese mensaje sean compañeros que ya lo han vivido, o sea, capitanes o gente que lleve más tiempo, que sean capaces de hacerles vivir este tipo de situaciones para que luego entren en un nivel de estrés competitivo alto. Pero es que luego pasa lo contrario, o sea, aquellos jugadores que están más tranquilos son los que ganan los partidos, entonces, ¿por dónde lo llevas?. Lo que sí creo que es conveniente que los componentes de la plantilla sepan que este es un partido, o estos son unos partidos, que para el aficionado no son cualquier partido. No es lo mismo perder contra el Getafe o no ganar contra el Getafe, que contra el Betis. Hay un componente emocional que sabes que se lo estás dando al aficionado y el aficionado necesita refuerzos también. Igual que los jugadores necesitan ayuda de la afición, la afición también necesita que el jugador le refuerce con cosas que son importantes para ellos.

LC: ¿Alguna anécdota que haya vivido en los derbis? Ha dicho que lo ha pasado bien y lo ha pasado mal. ¿Algo característico que sea lo que más recuerde?

P: Hombre, he vivido derbis muy duros. Cuando llegué en el año 89, durante dos años el Betis estaba en Segunda, con lo cual no coincidimos, pero luego sí. He visto en los vestuarios nuestros, cosas… Ir al campo del Betis y encontrarnos con fruta en mal estado, salir al campo y caer de todo… desde chorizos a palos. He visto apedrearnos el autobús… Luego también he vivido ganar en su campo, también perder en nuestro campo o ver como ellos lo han pasado mal… Gracias a Dios hemos pasado esa barrera ya. Estamos en otro nivel de compartir partidos sin que haya ninguna situación desagradable y los últimos derbis son un claro ejemplo de que esta ciudad ha evolucionado y que las aficiones también. A mí me dolía mucho cuando salíamos siempre de ejemplo de cómo no se hacen las cosas bien. Siempre salía el Sevilla, el Betis… Siempre ese tipo de duelos. Me dolía mucho porque creo que no refleja lo que es la sociedad sevillana, ni lo que eran los duelos. Ahora ya se parece mucho más. También, cuando nos han metido por ejemplo un 0-3 que recuerdo en nuestro campo, que además ese partido llevaba seis meses sin jugar y jugué ese primer partido. Me forzaron para que jugara y además hice un penalti. La verdad es que fue un partido muy doloroso. También recuerdo ganar en su campo 0-3, ganar 1-3… Recuerdo también en Segunda, que fue un partido magnífico… He vivido de los dos lados cosas muy bonitas.

LC: Es lógico vivir así los derbis y una de las cosas que más unió a la afición, aunque hace ya bastantes años, fue la muerte de Antonio Puerta, algo que sigue poniendo los vellos de punta al sevillismo. ¿Cómo vivió aquel momento?

P: Tuve la fortuna de conocer a Antonio, pero estaba en categorías juveniles. Tenía una relación cordial con él porque como capitán, me llevaba muy bien con los chicos. En esa generación de juveniles, que a nadie se le olvide, estaba Sergio Ramos, que era cadete pero ya estaba con los juveniles; Jesús Navas,  Antonio Puerta, Kepa… Ese equipo lo llevaba Luis de la Fuente de una manera increíble, porque era un equipazo, y cuando jugábamos los jueves y los miércoles contra ellos, ya veías que estos chicos eran diferentes. Antonio tenía unas condiciones… Antonio era el lateral moderno; un interior reconvertido que tenía unas condiciones para jugar al fútbol muy talentosas. Le ayudó mucho su periplo de la mano de Manolo Jiménez, que le apretó mucho y le hizo muy buen jugador. Luego, cuando ya empezaba a asomar el jugador que podía ser, asomó la desgracia que nos dejó a todos tan hundidos y que unió a las dos aficiones. Al final, cuando se te va un chico tan joven, lo que te deja es la sensación de que el fútbol es lo menos importante de las cosas importantes. Hay otras cosas en la vida que tienen más valor que el fútbol y una es la vida y la educación de los chicos. En este caso, que se fuera un chico tan joven, destrozó a toda la ciudad y al Betis y al Sevilla lo unió y sirvió para mucho. A partir de ese momento es cuando empieza a haber una comunión clara entre las dos partes.

“Antonio Puerta era el lateral moderno, un interior reconvertido con condiciones muy talentosas”

LC: Después de 14 años en el Sevilla y numerosas lesiones como ha tenido a lo largo de su carrera, decide retirarse del fútbol profesional. ¿Cuál ha sido su mejor momento como futbolista?

P: Por desgracia no lo decido yo, lo deciden los médicos. Es muy complicado cuando tienes siete operaciones en la rodilla. Tengo la experiencia y fue doloroso para mí. Con 24 años, un gran amigo y un excelente médico, que era jefe de los servicios médicos Mapfre en Sevilla, Jose Mari Madrigal… me dijo que si yo fuera su hijo no jugaba más al fútbol. Me lo dijo con 24 años. Cuando te operas siete veces de la rodilla, entrenas con dolor constante todos los días y eres muy joven, no te das cuentas de que la vida es muy larga. Hoy en día estoy pagando las consecuencias de aquello, porque después me he tenido que operar tres veces, te quedas medio cojo… Pero cuando uno pone en el deber y en el haber… es joven y quieres tanto jugar… Por eso hay muchas veces que se entiende muy poco a los deportistas. Los deportistas en muchos casos juegan con dolor y juegan a pesar de que el médico te dice que no puedes jugar y arriesgas demasiado. Yo tengo que reconocer que he arriesgado demasiado en mi vida, que he jugado casi ocho o nueve años con dolor constante, entrenar y jugar. Para mí fue una decisión personal que no es que te arrepientas, pero si puedes pensar “me podría haber cuidado más, podría no haber hecho esto…”, pero las decisiones que uno toma en determinados momentos están condicionadas por el contexto de ese momento. Tuve que tomar determinaciones; arriesgué en determinados momentos. He jugado años enteros con menisco roto, con trocitos de cartílago, pero no te podías quitar de en medio por el equipo. Me he pinchado muchos antiinflamatorios, he tomado muchos antiinflamatorios que no tendría que haber tomado… Pero bueno, esto es la vida del deportista. Esta es la parte oscura del deportista que la mayoría de gente no conoce y que también pertenece al deporte.

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

Prieto durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

LC: Ya que no está como deportista de élite y ya ve el fútbol desde fuera, ¿cómo lo ve? ¿Cómo ve un exfutbolista el fútbol desde la grada?

P: La verdad es que cuando me saqué el título de entrenador nacional justo cuando me retiré. Monté una escuela de fútbol y he estado trabajando con los chicos, que es lo que a mí me gusta, desde hace diez u once años. Pero, además, he estado colaborando con los medios de comunicación también desde que me retiré. Tanto en televisión como en radio. No he estado muy alejado del fútbol, por fortuna para mí. Te vas dando cuenta de que la evolución del fútbol ha sido muy importante. Ha habido una evolución técnica de los jugadores, que cada vez son técnicamente mejores. Ha habido una evolución táctica. No ha habido una evolución física muy grande… pero sí una evolución táctica y técnica. Sigo pensando que hay mucho camino por recorrer en formación, que no se trabaja lo suficientemente bien con los chicos y en eso el fútbol tiene que evolucionar mucho más. Con los escalafones inferiores no se trabaja bien, pero luego, es verdad que el fútbol ha cambiado mucho. Se ha ido mucho a la empresa. La época en la que yo jugaba éramos prácticamente familias y se ha ido a un nivel de empresa un poco… Se ha especializado; se ha gestionado a través de directivos especializados y ha cambiado un poquito en ese aspecto, pero en otros aspectos el fútbol seguirá siendo fútbol toda la vida. Con lo cual, el buen jugador es buen jugador y el que no es buen jugador, le cuesta más. El que es buen directivo será buen directivo y el que no, no lo será. Entonces, ha cambiado en parte. Creo que son muy interesantes los cambios que han sucedido… El fútbol de ahora no lo cambio por el de antes. El que tenemos ahora es un fútbol magnífico que no creo que se merezca que lo comparemos negativamente con el de antes.

“Yo sigo pensando que no se trabaja lo suficientemente bien con los chicos”

LC: Ya que sigue vinculado al mundo del fútbol, ¿ve la posibilidad de llegar a ser entrenador del Sevilla en algún momento?

P: Hombre, el título se tiene. Eso es como todo en la vida. Además, me he formado mucho a través de formación de directiva también… pero a ver como lo explico de una manera coherente. No todos los jugadores que hemos pasado por el Sevilla tenemos que estar en el club. El club tiene que elegir a aquellas personas que puedan aportar cosas, sean deportistas o no. Que en el club haya exjugadores del Sevilla le ayuda mucho. En los escalafones inferiores, los niños tienen que tener referencias y eso creo que sí es muy, muy importante. Está evolucionando mucho eso en todos los clubes de Europa y del Mundo, pero es verdad que somos muchos, que hay gente muy buena y que el club decide quien tiene que entrar. Luego están las situaciones personales de que tú puedas entrar o no. Yo creo que los que están ahora lo están haciendo muy bien y no es una necesidad mía. Yo ayudaré al club siempre que me lo pida y en el momento que lo necesite y que yo pueda ofrecerle mi ayuda pero, mientras, en el club hay gente trabajando muy buena, con lo cual, no creo que haya necesidad de que yo esté dentro.

LC: ¿Con qué jugador se quedaría de la plantilla actual?

P: Muy complicado. Soy muy de Krychowiak. Me parece que es un jugador de los que hay que mantener en los clubes. Hay un par de jugadores… Carriço también me gusta mucho. También aquellos que son muy talentosos; soy gran admirador de ver jugar a José Antonio Reyes… pero si tuviera que elegir alguno para quedarme, Krichowiak, sí.

“Krychowiak me parece que es un jugador de los que hay que mantener en los clubes”

LC: ¿Y algún jugador de estos últimos años atrás?

P: Es muy interesante la pregunta. Yo creo que de los últimos años atrás el jugador que ha sido diferente, ha sido Kanouté. Ha sido un jugador, en todos los aspectos, que ha aportado muchísimo al club. Dani Alves fue muy importante, pero Kanouté aportó más. Creo que él sí es uno de esos jugadores que tiene que estar en el club. Para que el club sea diferente en el futuro, Kanouté tiene que estar en el club. Ha sido el jugador, de los últimos años, más importante y de los que está ahora Krychowiak. Han pasado jugadores tan buenos que es muy complicado quedarte con uno, pero si tuviera que elegir uno… Kanouté.

“Kanouté ha aportado muchísimo al club”

LC: Ya algo más alejado del fútbol, ¿cómo es como persona en su vida diaria?

P: Hombre, lo lógico es que diga que soy bueno… pero no lo soy. Creo que como cualquier ser humano, con defectos y con virtudes, intentando acercarte al lugar personal donde uno quiere estar. Tengo la gran fortuna de tener una familia increíble. Mi mujer y mis tres hijos son parte de mí y me hacen ser muy estable. Tengo una vida magnífica porque esta ciudad me ha hecho tener cosas que no podría tener en otros sitios y la vida me ha tratado muy bien. Soy un privilegiado de la vida. Vivo en el lugar que quiero vivir, con la familia que quiero vivir, tengo tres hijos que son increíbles, tengo una mujer fantástica y luego, además, hago lo que quiero. Durante once años he estado en formación con los niños, ahora me voy a dedicar un tiempo a mi formación también, que lo precisaba. La vida no sabe uno lo que va a deparar, entonces, bueno, creo que soy una persona estable, fiel, como te he dicho en las condiciones y luego, pues que tengo un montón de defectos como todo el mundo, claro.

Prieto, durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas

Prieto, durante la entrevista | Imagen: Carmen Villegas





COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Ricardo Collazo 3 años

    Excelente entrevista! El entrevistado tiene un gran dominio del habla y “escénico”. El entrevistador comenzó algo dubitativo, pero mientras corría la entrevista mejoró muchísimo y al final ya se sentía casi como una conversación entre amigos.

    Buen trabajo!

    Ricardo Collazo
    Gurabo, Puerto Rico