El Sevilla FC consiguió ayer su segunda victoria consecutiva en LaLiga a domicilio siendo un equipo efectivo arriba y seguro atrás -aún no ha concedido ningún gol-. En ambos encuentros, un futbolista brilló con luz propia y fue, la nueva incorporación, Joan Jordán. El catalán reafirmó su buen estado de forma marcando el gol que a la postre, supuso la victoria de los hispalenses en el Nuevo Los Cármenes.

Todoterreno

El futbolista procedente del Eibar ofrece a Julen Lopetegui una alta variedad de recursos en el centro del campo. Desde recuperación tras pérdida, hasta llegada desde segunda línea pasando por la aceleración de las transiciones defensa – ataque. Su alta capacidad pulmonar sumado al desempeño que realiza sobre el verde, lo hacen ser una pieza fundamental en el esquema del técnico vasco y un jugador insustituible a día de hoy en la medular. Ha encontrado en Fernando su mejor socio. Gracias al trabajo ‘sucio’ realizado por el mediocentro brasileño, le permite a Jordán sumarse a posiciones de ataque, jugar más liberado y a llegar a zona de remate como pasó ante el Granada. El catalán acompañó a De Jong en el contragolpe y estuvo atento para recoger el rechace del holandés para introducir el balón en la portería.

Otra de sus virtudes es el balón parado. Una falta en la frontal es sinónimo de peligro si es Jordán quién la va a patear. En el Eibar, ya logró goles por medio de esa faceta y no tardará en hacerlo en Sevilla.

Creativo, poderoso en el aspecto físico, comprometido con el equipo y trabajador incansable dentro del campo. Joan Jordán es uno de esos futbolistas que a cualquier entrenador le gustaría tener en sus filas. Hasta ahora, es un fijo en las alineaciones de Lopetequi y tras el nivel mostrado en pretemporada e inicio de Liga, a día de hoy es complicado que salga de ahí. El fichaje del catalán, demuestra una vez más el buen ojo clínico que tiene Monchi. Hace tres veranos fichó a Pablo Sarabia procedente del Getafe por una cantidad cercana al millón de euros. Una ganga, dado el rendimiento que llegó a dar en el Sevilla. Jordán va por el mismo camino. Pese a costar mucho más (14 millones de euros) si continúa en esta linea ascendente, todo apunta a que el futbolista de 25 años, se revalorizará con el paso de las temporadas. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here