Manolo Jiménez atendió este jueves a los micrófonos de La Colina Radio Show. El entrenador está a la espera de confirmar si sigue en el AEK de Atenas, con el que se ha proclamado campeón. Repasó temas propios y también opinó sobre asuntos del Sevilla.

Campeón de Grecia

Con gran satisfacción, habló del título de la liga griega que “ha sido un triunfo meritorio por el trabajo que ha realizado todo el mundo. Partido a partido, con unos rivales que, por presupuesto y porque llevaban muchos años ganando la liga griega, hacían imposible que pudiese ganar otro equipo. A Olimpiakos y PAOK les hemos superado a base de buen fútbol y de buenos resultados. Una gran satisfacción cuando, después de tanto esfuerzo se ve recompensado el trabajo de todos los integrantes del club”.

Además, el AEK llegó a la final de Copa, pero no pudo hacerse con el doblete. “Haber ganado la liga tres semanas antes fue un hándicap importante. Los jugadores no estaban acostumbrados a conseguir ganar una liga. Muchas celebraciones, mucha relajación y poca concentración. Desgraciadamente, no fuimos capaces de estar a la altura en la final. Pero no puede empañar no ganar la Copa el magnífico trabajo que se ha hecho durante tantas jornadas. Tanto en liga como una más que decente participación en Europa, sin haber perdido ni un solo partido”.

Los entrevistadores, Ana Romero y Dani Vázquez, se interesaron por el incidente protagonizado por el presidente del PAOK cuando saltó al terreno de juego armado con una pistola. “Eso fue algo surrealista. Nada que ver con los cánones del deporte y el juego limpio, pero son accidentes que ocurren. Son personas que cometen errores y no hay que generalizar al fútbol griego ni a la sociedad griega. Nada tiene que ver la pasión que se pone en los partidos con ese hecho puntual”.

Bien adaptado

Jiménez está contento en Grecia y perfectamente adaptado. “La verdad es que termino contrato y no tengo claro si voy a continuar. Es mi segunda etapa, en la primera ganamos la Copa, ahora la liga. Eso, a nivel profesional, ayuda a adaptarte. Cuando las cosas van bien todo es más fácil, más llevadero. La vida griega es muy similar a la que se puede tener en Andalucía. La comida es muy mediterránea, el clima es muy similar. Se vive perfectamente y para adaptarse un andaluz a Grecia no hay ningún tipo de problema”.

Además, el de Arahal añadió: “En la primera etapa se hizo muy buen trabajo en lo deportivo, pero el equipo económicamente estaba mal. No se pudo hacer frente a los compromisos que había con los profesionales hasta el punto que el equipo descendió a la tercera división. Con el tiempo y un gran trabajo volvieron a primera. Se puede decir que, ganando la liga, el AEK vuelve a ser el equipo grande que nunca dejó de ser, pero ahora está refrendado por los éxitos deportivos».

Carrera ascendente

Sus números en Grecia son muy buenos, pero el ex técnico sevillista no se queda con los resultados, sino con el trabajo y el avance que supone para su carrera: “Yo sigo siendo el mismo que empezó en Tercera División con el Sevilla Atlético, que paso por Segunda B, que pasó por Segunda A, llegó a Primera División y que entrenó en la Champions. Que fue a Zaragoza, que fue a Qatar, que fue al AEK dos veces. Que gana títulos. Un entrenador siempre está reflejado por los resultados, pero los que estamos dentro, nos respetamos más por el trabajo que realizamos y por la labor que hacemos. Mi perfil siempre es el mismo, con la intención de mejorar cada día”.

Lo del Sevilla, un accidente

Para Jiménez, el Sevilla ha tenido un mal año, pero puede considerarse un accidente: “Joaquín Caparrós ha aparecido como salvador de una mala situación. Un camino que ha avocado al Sevilla a una mala temporada. Al final, se pudo enderezar a base de trabajo y de ilusionar a todo el mundo. El Sevilla es impresionante lo que está haciendo últimamente. Lo que ha hecho en la última década es espectacular. Quedarse fuera de Europa hubiese sido muy grave, pero un accidente. El equipo, por justicia, ha sido capaz, aunque sea en el séptimo puesto, de meterse en Europa y seguro que el año que viene le va a sacar productividad a la Europa League. Confío plenamente en la gente del club, que se puede equivocar, pero en la última década acierta mucho más que se equivoca y, aunque cometa fallos, es un accidente y seguro que el año que viene irá la cosa mejor. Estamos muy orgullosos de lo que se ha hecho estos diez años. No debemos quedarnos con el fallo, que ha sido grande este año, pero que son accidentes del fútbol”.

Jiménez volvería al Sevilla

Sobre un eventual regreso al Sevilla, dijo que “claro que algún día me gustaría volver, pero ahora mismo creo que no es el momento. Mi labor y mi reciclaje fuera han sido un gran logro para mi carrera. Intentaré seguir mejorando en todas las facetas para ser más competitivo y mejor profesional. Yo soy una persona más de corazón que de cabeza. Me pueden los sentimientos y tanto el Sevilla como AEK son equipos que han dejado huella en mi vida. Hay personas que quiero y respeto en ambas entidades, el Sevilla ahora mismo tiene grandes profesionales y yo tango la responsabilidad de trabajar profesionalmente en otros equipos”.

La situación del filial

También tuvo palabras Jiménez para ese filial al que también entrenó: “Todo el mundo compite para ganar. En los ocho años que estuve, comprendí e intenté transmitir que el primer objetivo de un filial es proporcionar jugadores al primer equipo. Es importante que a nivel competitivo, los chavales sepan que compitiendo se gana y si se gana, se consiguen los objetivos. El objetivo de un filial no está en los resultados y la clasificación”.

Por último, opinó que la filosofía de cantera debe orientarse más hacia los sentimientos de los jugadores: “La fuga de canteranos está propiciada por la oferta y la demanda. Hay jugadores que buscan una vía para llegar a un equipo profesional y salen, asesorados o no, por otras personas. Es complicadísimo. No se puede hacer profesional a toda una cantera porque es muy costoso y es imposible. Hay que educar a los canteranos para que quieran ser profesionales en el Sevilla Fútbol Club. No solo la formación técnica, sino también la formación en los sentimientos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here