Pablo Sarabia conduce un balón en el Sevilla-Eibar | Imagen: Javier Barroso

La continuidad de Pablo Sarabia en el Sevilla la próxima temporada está dando mucho que hablar. Los pasos hacia su renovación parece que son lentos y el mercado de fichajes se acerca. Son varios los clubes que están al tanto de su situación y quieren a un jugador de tal calibre en sus filas. Con las estadísticas en la mano, Sarabia debería ser considerado como uno de los mejores jugadores del mundo. Aun así, ni el club ni parte de la afición se lo reconoce. Tres millones limpios (6 brutos) es lo que pide para seguir, una cantidad alta pero merecida a tenor de lo demostrado sobre el césped y al alcance de un club como el de Nervión.

Números de crack

La temporada de Pablo Sarabia está siendo para enmarcar. A pesar de que en varios partidos no se le ha visto lo fino que debería, los números están ahí. Es de los únicos que está dando la cara, y le ha dado al equipo muchos puntos. Son 22 goles y 17 asistencias las que lleva en todas las competiciones. Pocos jugadores pueden igualar esos números. En Liga, es el máximo asistente (13) junto a Messi. Este año se ha convertido en el máximo goleador español en Europa con el Sevilla, con el que suma diez tantos europeos. La pregunta que muchos se hacen es evidente. ¿Cuánto vale un jugador así? El precio que pagó el Sevilla por él hace casi tres años, medio millón de euros, hace que el jugador se merezca la subida de salario que quiere. Seis millones de euros brutos es en realidad hasta poco para el rendimiento que Sarabia está dando. Pocos jugadores hay en el mercado como el madrileño y será muy difícil encontrar un sustituto que rinda al menos igual que él.

Rumores de salida

Su gran rendimiento ha despertado el interés de los grandes de Europa. Su baja cláusula (18 millones) hace muy apetecible su fichaje. Ya ha sonado tímidamente para clubes como Real Madrid, Atlético o FC Barcelona. Y fuera de España, equipos como PSG o Inter ya están intentando su contratación. Sus grandes actuaciones le han hecho colocarse en la élite europea y darse a conocer al mundo. Tanto es así que en el mercado de invierno un club asiático le ofreció un sueldo estratosférico que rechazó. El jugador ha duplicado su valor durante esta temporada, y ya asciende a 40 millones según Transfermarkt. Monchi sabe que no será una negociación fácil, y menos con los problemas que está dando su agente. A pesar de ello el club debería hacer un esfuerzo económico para mantener a uno de los futbolistas más determinantes en los últimos años. Seis millones al año no son nada por un jugador que siente el escudo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here