Iborra, una historia de amor que nunca cicatrizó

Iborra, una historia de amor que nunca cicatrizó

El valenciano podría regresar a Nervión en el mercado de invierno y Pablo machín lo ve con mucho agrado.

La contracrónica | “The Machín” pasa la ITV en Mendizorroza
Machín: “El primero que me mete presión soy yo”
Machín: “Hemos competido bien y las mejores ocasiones las hemos tenido nosotros”

 

 

Con el inicio del mercado de invierno a más de un mes vista, el goteo de nombres que circulan entre los informes de la secretaría técnica no cesa. Y, aunque el técnico del Sevilla, Pablo Machín, ha manifestado claramente cuáles son sus preferencias, en cuanto a posiciones, no se descartan más opciones. Una que comienza a cobrar mucha fuerza es la de Iborra. El que fuera capitán del Sevilla, podría volver antes de lo esperado. Tanto el jugador, como el club y el entrenador ven la operación con buenos ojos.

Entre Iborra y el Sevilla existió siempre una fuerte vinculación. Una historia de amor que, pese a su salida el año pasado, nunca llegó a cicatrizar. Su marcha a la Premier, en concreto, al Leicester, supuso una gran oportunidad económica para el centrocampista valenciano y también para dejar una interesante cifra de dinero en las arcas del club, en torno a 15 millones de euros. Sin embargo, la salida de Iborra dejó el vestuario huérfano de un verdadero capitán, un líder carismático que tuviera la capacidad de sacar las castañas del fuego en los momentos más difícil, como ocurrió en alguna ocasión anteriormente.

La estancia de Vicente Iborra en Inglaterra ha estado marcada por la irregularidad, alternando momentos de protagonismo con otros marcados por las lesiones o en los que no llegó a estar convocado. En lo que va de temporada, solamente lleva disputados 293 minutos, distribuidos en seis partidos, entre Premier y EFL Cup. En la Copa de la Liga, además, anotó un gol.

Posible cesión

Lo cierto es que, casi desde que Iborra puso un pie fuera de Nervión, se especuló con un posible regreso muy pronto. Y ese momento podría llegar en el próximo mercado de invierno. Aunque el valenciano reconoce que no se encuentra mal en Inglaterra, ve con buenos ojos la posibilidad de volver a España. Caparrós y el resto de componentes de la dirección deportiva también, así como Pablo Machín. Las conversaciones ya han iniciado, si es que alguna vez desaparecieron, y el mes de diciembre podría ser clave. El Leicester no quiere dejarlo marchar, así que, es probable que la fórmula para repatriar a Iborra sea la de la cesión.

 





COMMENTS

WORDPRESS: 0