Joris Gnagnon llegó a Sevilla el pasado verano por una cantidad cercana a los 15 millones de euros. Sin duda, una gran apuesta del club hispalense por uno de los jugadores más prometedores de la Ligue 1 francesa. A pesar de las esperanzas que se tenían puestas en el central francés, esta temporada no ha rendido como se esperaba. Su problema de peso a comienzos de temporada y la mala suerte con las lesiones han hecho que el jugador no haya podido coger la forma necesaria que se precisa en una competición de mayor calibre como es la Primera División española.

Problemas de peso

El francés ha sido ejemplo de compromiso y superación esta temporada. Al llegar a Nervión, se veía que Gnagnon estaba pasado de peso y fue el centro de muchas críticas. Tras varios meses, el cambio era evidente. Un plan específico tanto físico como nutricional fueron clave para conseguir su objetivo. En una entrevista en su país natal, el jugador aseguró que el beber únicamente agua y acostarse temprano le ayudaron mucho en su pérdida de peso. Llegó a perder unos 15 kilos, y eso se notó en su rendimiento. Allá por el mes de enero se pudo ver al Gnagnon que todos esperaban, sobre todo en su gran actuación ante el Atlético de Madrid. El jugador tenía ante sí la oportunidad de demostrar que la gran cantidad de su traspaso estaba justificada, pero la mala suerte le llegó en forma de rotura en el recto anterior del muslo izquierdo.

Rendimiento y continuidad

Gnagnon ha disputado 1108 minutos esta temporada, repartidos en 13 partidos. Teniendo en cuenta la gran cantidad de partidos que lleva el Sevilla esta temporada, el número se antoja corto. Además, debido al problema de principios de temporada, el rendimiento del jugador en sus primeros partidos con la elástica sevillista no fue bueno. Su último partido oficial fue en enero ante el Athletic, aunque disputó los 90 minutos en el Trofeo Antonio Puerta. En este final de temporada tiene ante sí la oportunidad de recuperar la forma perdida y demostrarle tanto a Monchi como a Caparrós, si es el entrenador la próxima temporada, que está preparado para jugar en un club de tal calibre. Además, una mejora en su rendimiento podría servirle para disputar con Francia el Europeo Sub21 de este verano en Italia. Esto sería un buen escaparate para demostrar su nivel real. En el Sevilla confían en que Gnagnon crezca según la proyección esperada, pero si llegara una oferta cercana a lo invertido el pasado verano, el club se pensaría su venta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here