Faltó puntería para derrotar al Valencia

Faltó puntería para derrotar al Valencia

Una nueva derrota del Sevilla propiciada por la falta de puntería de los jugadores sevillistas, que han visto como las opciones de Champions se alejan a 11 puntos

Montella, especialista en copas
Europa no puede esperar más
La primera gran alegría

Tras caer derrotado en casa por el Valencia, el Sevilla dice adiós a sus opciones de Champions. Los de Montella no han sacado un solo punto de los 18 que se han disputado con los cuatro primeros clasificados. Las derrotas ante Atlético y Valencia en casa han sido claves para perder de vista la clasificación de Champions para el año que viene. No obstante en ambos partidos el conjunto rojiblanco fue, durante una parte del encuentro, superior a su rival. El partido entre Sevilla y Valencia deja patente tres cosas: la mejoría de juego en el conjunto andaluz, el cansancio de los jugadores y su falta de gol.

Con 21 tiros, los de Montella no fueron capaces de hacer ni un gol. Y es que de esos 21 disparos, 11 fueron fuera y cinco rechazados. Tan sólo cinco tiros del Sevilla fueron entre los tres palos. La seguridad de Neto bajo los palos de la portería del Valencia dio tranquilidad a su equipo, y el cancerbero brasileño sacó dos ocasiones con mucho peligro. Eso sumado al disparo que Muriel mandó al larguero fueron las ocasiones con más peligro que generó el Sevilla.

La efectividad del Valencia

Por su parte el conjunto ché llegó en diez ocasiones a la portería rojiblanca. Tres remates fuera y dos rechazados por cinco disparos a puerta. De esos cinco disparos, el Valencia convirtió dos goles que le dieron tres puntos de oro en Nervión. Un fallo de Escudero en el primer gol y un gran pase del ex-sevillista Kondogbia en el segundo sacaron a relucir las vergüenzas de la defensa hispalense. Y es que el cansancio acumulado está haciendo mella en los jugadores. La poca predisposición de Montella a rotar está quemando físicamente a algunos futbolistas. El caso más claro fue el de Franco Vázquez, que al final del partido mostraba claros signos de cansacio.

Las pocas ocasiones del Valencia se debieron también a la superioridad de posesión sevillista. Con un parcial de 61-39 para los andaluces, el conjunto valenciano aprovechó las pocas oportunidades que tuvo para ganar en un estadio donde llevaba casi 14 años sin hacerlo.

Partido bronco e interrumpido

El partido se preveía duro antes de empezar, y es que los duelos entre estos dos equipos suelen ser de alta tensión. El encuentro finalmente se saldó con cuatro amarillas para los locales y dos para los visitantes, realizando 15 faltas cada equipo. 19 lanzamientos de falta para ambos conjuntos que, sin llegar a nada, crearon más peligro por parte del Sevilla gracias a hombres como Mercado o Lenglet. De nuevo volvió a dominar el cuadro hispalense en los saques de esquina, consiguiendo siete por tres de su rival.

Con el cero a dos en el luminoso, los jugadores del Valencia aprovechaban cualquier momento para parar el encuentro. El calor de la tarde sevillana, molestias musculares o incluso paradas técnicas de Marcelino que terminaron por sacar al Sevilla del partido y alargar el descuento hasta los cinco minutos.

COMMENTS

WORDPRESS: 0